CHÚPATE ESA WIKIPEDIA: IGNACIO ESCOLAR NO ES PERIODISTA. POR NACHO DIAZ TEJEDO.

Visitante nº contador de visitas blogger

 

 

 

 

Este artículo, comencé escribirlo allá por el 19 de mayo de 2018. Lo publiqué en mi antiguo digital «La Paseata«,  justo cuando estaba empezando a romper relaciones con ellos.

Tuvo una acogida brutal: el jueves 21de junio de 2018, -fecha de la última captura antes de retirarlo-, tenía 19.179 visitas en el momento de borrarlo.

Al republicarlo este viernes 29 de junio de 2018, no he podido evitar añadir que Ignacio Escolar, -presunto imbécil licenciado sin duda alguna con master y doctorado en Idiocia-, ahora que por inútil ha sido relegado al ostracismo hasta por la propia Secta, arremete contra Casado.

¿Por qué?

Pues no sé la razón exacta; pero afirma desde su superioridad moral que hay en el PP “Un nuevo presidente del PP con plomo en las alas”.

¿Quién es este niño de papá, hijo de su padre, –Arsenio Escolar Ramos, ex director del diario sectario 20 minutos desde su fundación hasta el 26 de septiembre de 20171 y presidente de la Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas (AEEPP) -, que no hubiese llegado a ser más que okupa de profesión si no hubiera sido por los enchufes de su padre para decir esto?

¿Acaso no lleva este descerebrado, esclavo al servicio de George Soros a través de su participación en The Guardian, literalmente, “mierda en las alas” caso de que pudiese tenerlas?

Imagen Portada Ignacio Escolar.

 

lupita

NOTA DEL AUTOR: 

Las imágenes se pueden ampliar pinchando en la mismas.

¿Es que no se ha equivocado ya lo suficiente y no ha hecho ya bastante el gilipollas? Porque ere, que erre, sigue a día de hoy 29 de junio de 2018, diciendo que Pablo casado tiene «Un hinchado currículum académico».

No ha podido demostrarlo, ni podrá hacerlo: el juez ya se ha pronunciado. Aun así, no ceja en su empeño en recibir el premio Principe de Asturias al «Peor Periodista». Incluso por delante del propio Ferreras.

Dicho esto, aquí tenéis el artículo que publiqué en Mayo de 2018…

Enciendo la tele y veo que presentan en La Secta a Nacho Escolar como periodista.

Yo sé que no está titulado, pero por si acaso lo miré en la Wikipedia donde varias veces afirman que lo es y ninguna mención hacen a su titulación.

Mi hijo un día no hace mucho me preguntó: Papá, ¿Se puede salir adelante sin estudios? Recordé a gente con talento como Bill Gates y le dije que sí.

Pero es que Nacho Escolar no es que no tenga titulación alguna, es que ni siquiera es periodista. Aun así, se da por supuesto que lo es, -y de los buenos-, por casi la mitad de la población mayor de 18 años en España.

¡Y es presentado como tal, incluso por la Wikipedia!

Habrá gente que le parecerá bien, mal o regular, pero digo yo, que para ser director de un medio, aunque sea de un periódico digital, ¿No sería necesaria dicha titulación? Y me vuelvo a preguntar que si para ser capitán general de la cruzada contra los que pueden tener o no terminado un mastercillo, ¿No sería necesario tener alguna titulación, aunque sea la de esteticista? (con perdón de las esteticistas).

Y es que en España se puede llegar incluso a ser director de un medio importante sin titulación y sin talento. Aunque claro está, hay que echarle morro, tener un padre que se dedique al gremio, acercarse al Ferreras de turno, ¡Y Voià!

Mucho, malo, sesgado, innecesario, improcedente corto, falaz, equivocado, falso, y sobre todo, enormemente hipócrita, se ha dicho sobre si Cifuentes tenía o no terminado del todo un absurdo master con todos los pelos y señales, todos los puntos y las comas en su sitio, todas las tildes (y hasta las diéresis), correctamente colocadas, o acerca de si el ¡Barato, oiga!, título de marras tenía o no una manchita de aceite de un bocata de anchoas que algún funcionario de la universidad cierto día se comió, de esas que regala Ángel Revilla, y que por ende el título “ya no se vale”.

Ergo Cifuentes había mentido, ergo Cifuentes merecía como mínimo la guillotina mediática que tanto mucho y bien defiende el camarada de Nachete, don Pablo Iglesias para sus enemigos.

Así pues, el orwelliano Ministerio de La Verdad auspiciado por Jaume Roures, ha decidido enviarnos a este mesías de “prerscolar”, telepredicador con ínfulas del Arcángel Gabriel y a su espada de fuego para vengar la “afrenta” de Cifuejntes.

Todo mínimo sentido común ubicado en cualquier segmento de población, independientemente de sus raíces sociales, culturales y económicas más su actual situación en su entorno, conoce, sabe, entiende y comprende que se necesita un mínimo de formación para ejercer cualquier oficio, profesión, trabajo, ocupación o arte.

Hasta los ladrones tienen que aprender a robar (y con buena nota), a menos que quieran pasarse la vida entrando y saliendo de la cárcel.

Obviamente, excepto a una única especie de ladrones: me refiero a la categoría taxonómica de la subespecie de político-ladrones a los que les protege la impunidad, impunidad que enarbolan con desmedida desvergüenza y sin ningún pudor.

Imagen del Currículo de Ignacio Escolar en “Redes”.

Esta especie aparte, es la única que pueden apropiarse de lo ajeno sin título oficial ni estudios de “Filolatrocinia” que se convalida por el mero hecho de ser “elegido” como cargo público, o mejor, por el “¡Que corra la lista!” y que en el 95% de los casos, te libra de la cárcel (o de la chequista guillotina), sobre todo si tu padrino suele llevar el “morado” como color principal o acostumbra a ponerse un capullo de una rosa roja en el bolsillo superior izquierdo de una hipotética chaqueta que nunca van a llevar.

Tras esta ecléctica ensalada de términos y conceptos, decir y resaltar que de don Ignacio “Prescolar”, -que la Wikipedia no ceja de señalar en su entrada oficial que “«Prescolar» es un periodista”-, sin decir nunca donde estudió ni cuál es su “alma mater”. Sí, en esa sección lateral derecha donde la Wiki les pone a todos los personajes cual es el título universitario que han obtenido y donde lo realizaron, que hasta a su compadre “morao” Pablo Iglesias Turrión, la Wiki le puso: “Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Bolonia, Universidad Carlos III de Madrid y European Graduate School”.

Como ejemplo entre miles, mal o bien que les caiga a ciertos lectores, Federico Jiménez Losantos, jamás ha dicho que é fuese periodista, y mucho menos que tuviese tal título. Solo tiene uno y se precia de este: filólogo. De ser escritor, periodista o intelectual, siempre lo han dicho otros.

No obstante, cual un Michael Moore cualquiera, mi tocayo Prescolar y sus acólitos, se han “jartao” de hacer de Joseph McCarthy cazando brujas y buscando petróleo donde solo había arenas movedizas, pero como si caminase tres palmos por encima del suelo, como si fuesen un Indiana Jones del periodismo de “de raza” o un de un Jesus Cacho o Casimiro García Abadillo del periodismo de investigación, creyéndose que él tenía aquello que decía Larra en un artículo, “sin necesidad de otra aristocracia que la del talento”, -talento que Nachete no tiene ni tendrá-, y que le acreditaba con creces para buscarle a Cifuentes la paja en el ojo ajeno, cuando a pesar de la Wikipedia, él tenía una enorme viga en el suyo: jamás acabó (por no decir que ni empezó, excepto en la cantina) la carrera de periodismo, que más y mejor periodismo hace el conde Lecquio en el programa de Ana Rosa Quintana, don Ignacio.

“Me considero periodista porque llevo ya unos cuantos años cobrando por mi trabajo periodístico, y tan mal no lo haré si me pagan”

Esta afirmación las publicaste en un blog un miércoles 29 de septiembre de 2010 a las 11:16.

Cierto, pero a los que ejercen de mercenarios y a las putas, también se les pagan por su trabajo. Y los buenos y las buenas, deben de hacer muy bien su trabajo cuándo se les paga bien.
Obviamente, el mundo es injusto porque tú ejerces muy mal de periodista, pero se te paga muy bien.

Imagen de ‘Se busca’ de Ignacio Escolar.

Ya, Nachete, pero entiende que uno no puede considerarse a sí mismo como ilustre abogado en ejercicio sin haber estudiado y aprobado la carrera de derecho, realizadas las prácticas y haberse colegiado, por mucho que le hayan pagado como “asesor”, tontorrón.

Esto es algo que nadie le ha mirado, -con o sin lupa-, al ilustre inquisidor “Torpe-quemado”, a pesar de que él propio Nacho, Nachito Nachete, lo reconocía en un artículo que jamás ha podido borrar de las redes.

CHÚPATE ESA WIKIPEDIA: IGNACIO ESCOLAR NO ES PERIODISTA.

Licencia Creative Commons
Derechos de autor©Destino Final España está distribuido bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Valora este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.