CUANDO EL HÉROE ES UN VILLANO ETA-RATA Y EL SUICIDIO ASISTIDO SE CONVIERTE EN ASESINATO AL SERVICIO DE LA POLÍTICA. POR NACHO DÍAZ TEJEDO.

Visitante nº contador de visitas para blogger

 

 

 

 

Estas no son las palabras que había al comienzo del artículo cuando empecé a escribirlo el 12 de abril.

Confieso que eran palabras mucho más duras y directas que apuntaban sin piedad casi exclusivamente a una persona en concreto: Ángel Hernández Pardo.

Lo cierto, -al menos para mí-, es que hay muchos implicados y que intencionadamente se está ocultando una conspiración de la izquierda radical que no solamente ha atentado contra la vida de una persona, sino también contra las sagradas garantías de tener unas elecciones limpias.

Este caso no solamente tiene y debe de ser juzgado penalmente, sino que además debe pasar a ser investigado por la Junta Electoral Central. Aunque visto como actúa la Junta Electoral Central en el caso del tan cacareado «Debate«, que esta Junta actúe haciendo lo correcto, es tan improbable como que llueva desde abajo hacia arriba.

  1. Preámbulo.

  2. Investigación, hechos y acontecimientos posteriores.

  3. Para que no haya confusiones: Qué es qué. Diferencias entre Ley de Dependencia, Leyes de Cuidados Paliativos, Leyes autonómicas de Testamento Vital y Eutanasia.

  4. La mezquina actuación del trío calavera: El Gran Wyoming, El Intermedio y la Sexta TV.

  5. Desafortunada noticia de última hora.

 

Imagen «Eutanasia Ville» , (referencia a la película AMOUR de Michael Haneke cuya trama gira en torno a una pareja de ancianos cuya mujer es sometida a una operación que le provoca una hemiplejia y debe ser cuidada por su marido con tragigo ginal).

lupita

NOTA DEL AUTOR: 

Las imágenes se pueden ampliar pinchando en la mismas.  Pero lo más conveniente es que pinche en los enlaces resaltados en azul, pues hay una gran cantidad de aclaraciones necesarias. Si no le interesa la aclaración, siempre pueden cerrar la pestaña o volver hacia atrás si lo hacen desde el móvil.

 

1. Preámbulo.


(Volver)

A raíz de un post que leí en un grupo de Facebook -al cual me habían invitado-, y que hablaba sobre la «asistencia al suicidio» de su esposa María José, -tema al que hasta entonces no había prestado mucha atención, ya que imaginaba que era un suceso parecido al de Ramón Sampedro-, comencé una investigación para averiguar qué es lo que había ocurrido.

Lo de Sampedro, fue una desgraciada y triste circunstancia en la que el propio Ramón fue el que se suicidó bebiendo él mismo el veneno por la pajita.

En mi particular «Palacio de la Memoria» almacenaba el recuerdo del suceso con la certeza de que Ramón únicamente hizo que se grabase su fallecimiento con la única intención de dejar constancia de que su pareja sentimental no había sido la causante final de su muerte por homicidio.

¿Cómo no empatizar con Ramón San Pedro y sus motivos?

Yo mismo, a raíz de mi terrible accidente y las secuelas que me dejaron, muchas veces no he podido evitar pensar en «desconectarme», –o simplemente dejarme morir-, sobre todo, para no ser una carga para mi familia.

Pero como siempre, hacemos planes y Dios se ríe de nosotros: a través de un ejercicio de voluntad férrea y disciplina espartana, de ser prácticamente un vegetal, pasé a ser un discapacitado perfectamente funcional que renunció a utilizar una silla eléctrica para desplazarse, y sustituirla por una silla manual.

La finalidad de este cambio, fue no olvidar en ningún momento que el esfuerzo constante te impide acomodarte y te obliga a evolucionar y mejorar, al no poder permitirte el lujo de abandonar el esfuerzo físico y mental constante.

Una cosa te lleva a la otra y al final de ese proceso, -similar a la transformación en que la oruga se convierte en pupa y la pupa se transforma en mariposa-, no sólo conseguí apartar los pensamientos negativos sino que además, me buscaron para dar charlas a mis iguales (aunque la mayoría estaban en mejor situación que yo).

Por entonces, el gran problema que se planteaban los terapeutas tras el paso por el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, era el índice de mortalidad: la estadística indicaba que el 50% de los que abandonaban definitivamente por alta este hospital de recuperación y reinserción, no sobrevivía más allá de 5 años.

¿Por qué? Las secuelas, la falta de atención adecuada, la desidia, la escasez de formación de los familiares/cuidadores, la escasez de apoyo psicológico, etc., hacía que muchos de estos discapacitados «reinsertados», cayesen en enfermedades derivadas (como infecciones de todo tipo, sobre todo urinarias debido a que no es posible controlar fácilmente las sondas para extraer la orina de la vejiga), trastornos por la falta de defensas ya que al tener menos médula ósea en la columna vertebral seccionada, disminuyen la formación de glóbulos blancos, enormes llagas casi incurables producidas por el constante rozamiento con cualquier cosa -como el colchón de la cama o la propia silla de ruedas-,  que se van haciendo cada vez más grandes si no recibes un tratamiento específico por parte de enfermeras cualificadas y que pueden llevarte a la muerte por septicemia (infección generalizada de la sangre), y mil horribles muertes más.

Pero lo realmente preocupante era la enorme cantidad de suicidios que se producían en estos primeros 5 años, incluyendo la eutanasia encubierta activa o pasiva, -en el menor de los casos-, y el suicidio -en la mayoría de los casos-.

Así pues, y pidiendo disculpas por explicar mi caso personal, y volviendo a la pregunta previa de:

¿Quién no podría empatizar con este nuevo Ramón Sampedro?

Como contaba al principio, leí en ese grupo de Facebook al que me he referido, un post, en el que literalmente se decía:

«Ángel Hernández Pardo, el pobre viejecito que ha envenenado a su mujer y lo ha filmado, es en realidad un conocido activista de ultraizquierda, republicanista recalcitrante cuya tarjeta de presentación es que pasó unos meses en la cárcel durante la agonía de Franco».

A partir de esta lectura, se me cayeron los palos del sombrajo Y SE ME ACABÓ LA EMPATÍA cuando empecé a investigar el hilo de este post.

2. Investigación, hechos y acontecimientos posteriores.


(Volver)

Lo que fui descubriendo poco a poco, me empezó a revolver el cuerpo y terminó asqueándome hasta tal punto, que me he planteado muy seriamente dejar de escribir y publicar.

Cuanto más me documento sobre el funcionamiento de nuestra sociedad y del mundo en general, más consciente soy de la futilidad de intentar influir siquiera un poquito en nuestra sociedad, al menos, con las palabras.

En concreto -refiriéndome a este caso-, descubrí que este Ángel Hernández Pardo no era ningún Ramón Sampedro ni de lejos.

Y no sólo porque Sampedro fuese el único responsable final de su propia muerte que se produjo a sí mismo, sino porque María José no se suicidó: fue presuntamente asesinada por su propio marido en una maniobra política, agravada por la participación cirquense necesaria de un programa de una televisión completamente sectaria.

La Sexta TV, se ocupó de filmar y distribuir -bajo el lema de una falsa piedad-, las imágenes grabadas tras el homicidio, pero ocultando deliberadamente que forzosamente estaban allí antes de que Ángel Hernández «suicidara» a su mujer María José.

Y digo que “la suicidaron”, porque de ninguna manera pudo realizarse con su anuencia, ya que, de hecho, no estaba en sus cabales al sufrir también desde hacía muchos años una enfermedad terminal de Alzheimer, cuestión que también el programa del Gran Wyoming deliberadamente ocultó convenientemente, al igual que todo el grupo de Atresmedia, y en especial, el programa “Espejo Público” de Susanna Griso.

De pronto, todo el mundo dio por hecho que los «argumentos morales» de este presunto asesino -con la presunta cooperación necesaria de La Sexta-, estaban éticamente «justificados” y que fue un actopiadoso» sin plantearse en ningún momento que María José fue la víctima colateral de una conspiración política a gran escala.

Dicho todo esto, explicar que cuando comencé esta investigación amateur, pronto descubrí que efectivamente Ángel Hernández Pardo no sólo no era trigo limpio, sino que, para empezar, era un defensor a ultranza -y por extensión, «cómplice político»-, de los ETA-ratas como Otegui, además de tener mucho tiempo para publicar en un digital de extrema izquierda.

De pronto, el puzle iba tomando forma, emergiendo que esta “asistencia a una muerte digna”, no era más que la punta del iceberg de una CONSPIRACIÓN A ESCALA MUNDIAL, -ya históricamente muy antigua-, es decir, otro pasito más hacia LA EUGENESIA GLOBAL LEGALIZADA.

(Ver el avance del documental sobre la eugenesia en RTVE).

 

Este documental, apenas emitirlo, se eliminó de RTVE supuestamente “por infracción de derechos de autor”, aunque afortunadamente, alguien se tomó la molestia de subir el vídeo completo de RTVE a YouTube.

Y este es un documental único –muy real y muy alejado de las teorías conspiranoicas-, que recomiendo ver sí o sí, aunque no se siga leyendo el resto del artículo.

Dentro vídeo documental completo sobre la Eugenesia rescatado de RTVE:

Fue entonces cuando empezaron las arcadas e incluso el miedo a publicar lo que iba averiguando, porque abrir la caja de Pandora del tema político de la EUTANASIA, significaba que me encontraba literalmente ante otro montaje electoral NAZI-COMUNISTA sobre la ‘necesidad’ de aplicar masivamente la EUGENESIA

Y hasta ahora -y al parecer-, ¡NADIE SE HA DADO CUENTA!

A pesar de lo que iba descubriendo, me puse manos a la obra. Como he dicho antes, comencé esta investigación cuándo encontré en la página de Facebook del grupo «Movimiento por España» un post de usuaria que había publicado lo siguiente, y que para ocultar la identidad de esta usuaria, yo mismo lo he republicado en mi grupo Destino Final España:

Pincha aquí o en la foto de arriba para leer este artículo que el propio Ángel Hernández escribe y publica sobre temas similares a los que justifican el presunto asesinato de su mujer.

Y efectivamente, investigando en Internet, -no sin dificultades para poder encontrarlo-, me topé con esto:

«DECLARACIÓN INTERNACIONAL PARA LIBERAR A ARMANDO OTEGI & PARA LLEVAR A CASA A LOS PRISIONEROS POLÍTICOS VASCOS«.

Documento presentado en Bruselas en marzo de 2015 a favor de la liberación de Arnaldo Otegi y los etarras encarcelados.

Y con esto otro, algo «muy íntimamente relacionado» con Ángel Hernández Pardo, «el pobre viejecito que había envenenado ‘por piedad’ a su mujer»:

Firmantes del documento entre los que se encuentra Ángel Hernández Pardo y también “Mari Sol”, Almudena Grandes y, como no, Willy Toledo entre otros “sorprendentes” firmantes.

También encontré el repugnante vídeo que publicaron internacionalmente en vasco e inglés, a la par de la anterior Declaración internacional y firmas.

Dentro vídeo Free Otegi, Free Them All (Liberad a Otegi, Libertad para todos ellos):

Fotogramas del vídeo con la traducción.

PROBLEMA:

El asunto es que el asesinato de María José Carrasco, -presuntamente cometido por Ángel Hernández Pardo-, desde el principio tiene todos los tintes de ser una CONSPIRACIÓN POLÍTICA y ninguno de ser un «acto piadoso«. La cuestión es que nadie ha relacionado lo uno con lo otro.

Ángel Hernández Pardo, es un animal político. No solamente ha estado publicando en revistas de extrema izquierda como “Lo que Somos org”,

(El artículo se refiere a la «injusta y fascista encarcelación» de Carmen Badía Lachos, única sospechosa desde el primer día de la desaparición y asesinato de la psicóloga Anna Permanyer, qué fue detenida tras un año de huida).

sino que (como antes he demostrado), además firmó la citada declaración como si fuera una Adhesión del Estado Español, para “la liberación de Arnaldo Otegi y el final de la política de alejamiento, como paso previo a la excarcelación temprana de los presos vascos”, -además de lanzar el «pacifista» vídeo para la libertad para Otegi y de todos los presos de ETA-.

Enseguida me di cuenta de que a pesar de la “noticia” que iba corriendo por Facebook que decía Ángel Hernández Pardo «pasó unos meses» en la cárcel durante la muerte de Franco, yo lo dudé mucho, pues si la agonía y muerte de Franco duró desde el 15 de octubre de 1975, -en que Franco sufrió un infarto-, y acabó con su muerte el 20 de noviembre de 1975, Ángel Hernández Pardo únicamente pudo estar preso durante un período que duró exactamente treinta y seis días, es decir, un mes y 6 días preso.

Hecha esta aclaración, -que me motivó a seguir investigando-, mientras lo hacía, me tomé la libertad de realizar y montar un vídeo «sui géneris» sobre los acontecimientos, a partir de la entrevista al, -según la propia jueza-, presunto homicida Ángel Hernández Pardo, que Susanna Griso le concedió en su programa Espejo Público, vídeo que, visto lo visto, le ha resultado muy polémico al grupo Atresmedia, grupo que no cesa de perseguirme en YouTube.

Dentro Vídeo.

* NOTA MUY IMPORTANTE: Ángel Hernández Pardo reconoce abiertamente en la entrevista que su mujer María José había sido admitida en el programa de Cuidados Paliativos de la Comunidad de Madrid. ¿Cómo sabía este presunto homicida que su mujer no deseaba dichos cuidados, si como posteriormente expondré, la agencia Europa Press desde el principio habló de una enfermedad terminal de Alzheimer? ¿Cuándo estuvo María José lo suficientemente cuerda y en presencia de qué psiquiatra manifestó está opinión?

Desgraciadamente, este vídeo fue parcialmente bloqueado en Youtube por Europa Press, (esta vez no lo bloqueó Susanna Griso-Atresmedia, como viene siendo habitual).

Bloqueo parcial de Europa Press del vídeo  que realicé y subí a Youtube.

Este bloqueo, en realidad, beneficia a la verdad, puesto que es un reconocimiento tácito de que el contenido acerca del Alzheimer qué hizo Europa Press es cierto, ya que NO SE BLOQUEÓ PORQUE EL CONTENIDO FUERA FALSO O MANIPULADO, sino porque había un tramo de metraje menor a un minuto «coincidente» y Europa Press, quería explotarlo a su favor con la publicidad que el vídeo pudiese proporcionar.

Esta es la prueba definitiva de que María José padecía Alzheimer, a menos que Europa Press niegue en el futuro que la enfermedad del Alzheimer de la «suicidada» NO HABÍA SIDO COMPROBADA y por lo tanto, perdiese su credibilidad como agencia de noticias.

Para más INRI, también tengo bloqueado el mismo vídeo por “una denuncia particular” a YouTube que de momento, ha prohibido el acceso a menores de 18 años, lo cual hace que hasta que no se resuelva la cuestión, tampoco tengan acceso al vídeo el resto de los usuarios, que tienen que firmar e identificarse para que YouTube pueda confirmar que efectivamente si tiene o no el usuario 18 años.

Prohibición YouTube menores 18 años por denuncia particular.

Lo único que he podido observar, es que a partir de las 801 visita, apenas hay más.

No obstante, pinchando aquí, hay un enlace alternativo que de momento, no ha sido bloqueado.

Como Europa Press no lo ha negado hasta ahora, la única resultante posible es que Europa Press SÍ COMPROBÓ que María José tenía Alzheimer antes de comunicarlo en su vídeo.

Dentro vídeo editado del artículo original publicado por Europa Press en el que la agencia afirma:

“MARÍA JOSÉ CARRASCO TENÍA ALZHEIMER AVANZADO”.

Para verlo en su tamaño normal, pínchese aquí.

Artículo original publicado por Europa Press de donde se ha obtenido el vídeo:

A pesar de las afirmaciones de la abogada de Ángel Hernández Pardo, Olatz Alberdi afirmó en «La Secta» TV de que el delito es de «asistencia al suicidio» tipificado en el código penal con los atenuantes de parentesco, y que tiene en su poder un testamento de «últimas voluntades» (cosa que dudo mucho), la pena máxima sería de 10 años.

Dentro vídeo.

Lo único cierto a día de hoy es que la jueza que investigaba el caso ha decidido inhibirse en favor de un juzgado de violencia contra la mujer.

Amparándose en la doctrina del Tribunal Supremo que determina que “cualquier delito tipificado dentro de los relacionados con EL HOMICIDIO que se hayan cometido contra quien haya sido la esposa del autor o haya tenido una relación de afectividad análoga, deben ser investigados por juzgados específicos», ha alegado dicha jueza en su resolución de inhibición, según El Confidencial, Noticias MSN y muchos otros medios más.

Y digo que dudo mucho que tenga un «testamento de últimas voluntades», porque si hacemos caso a la afirmación de Europa Press (que imagino que estarán bien informados), de que «la paciente padecía una enfermedad terminal de Alzheimer«, -insisto, el Alzheimer no permite que se cumpla la ley de últimas voluntades al no estar el paciente en perfecto uso de sus facultades mentales-, pues este es un requisito ineludible incluido en la propia ley.

Así pues, -y siguiendo los criterios de esta jueza-, este acto criminal, es un homicidio machista, (premeditado y con alevosía, añado yo), ya que fue el propio Ángel Hernández Pardo quien administró el fármaco mortal.

Es decir, que según parece, y refutando a la tal Olatz Alberdi, queda claro que «no hubo una asistencia al suicidio«, sino que -tal como afirma la jueza-, se cometió un homicidio machista.

Y según el Código Penal, la pena tendría que ser un grado o dos superior, llegando hasta los veintidós años si se contemplan los tres agravantes.

Decir para terminar sobre el vídeo principal tan “polémico” que subí a YouTube, que me gustaría destacar el momento en el que Susanna Griso le preguntó al presunto asesino,

«¿Por qué grabó esos videos? […] ¿Para incidir en la campaña electoral?».

Por un momento -y -sin que sirva de precedente-, Susanna Griso tuvo una «epifanía periodística«, a pesar de que las redes sociales se incendiaron contra ella.

«¡ACABA DE AYUDAR A SU MUJER A MORIR DIGNAMENTE Y SUSANNA GRISO LE PREGUNTA SI ES PARA INCIDIR EN CAMPAÑA ELECTORAL. VERGONZOSO. EL PERIODISMO DE ESTOS BUITRES NO TIENE LÍMITES!»

y decenas de miles de tuids más en la misma línea que se reprodujeron mediante mitosis viral por parte de indignados ignorantes alienados, incapaces de vislumbrar que Susanna Griso, ¡Por una vez había acertado!

Por ejemplo, los seguidores del hashtag#DebateEutanasiaAR, -que no son otros que los 😂 «DELINCUENTES HABITUALES» 😂 que aparecen en todos los hashtags defendiendo presuntos delitos que SIEMPRE promueve Podemos «y alrededores«, soltaban perlas cómo esta:

No es que este tuid tenga algo especial diferente al contenido de otros usuarios enajenados. Lo pongo de ejemplo porque, en cierto modo, es algo más relevante que el resto de usuarios que se han empeñado en perder el cromosoma que nos dota genéticamente del sentido común.

Esta descerebrada usuaria está absolutamente convencida de que las urbanitas «mascotas» (que no animales de compañía), a las que les damos el «tiro de gracia» cuando ya no pueden seguir viviendo sin sufrir, son exactamente iguales en inteligencia, espiritualidad, consciencia de sí mismos, cultura, formación, etc., hasta tal punto, que no duda que considerar, por ejemplo, que una anaconda domestica deba tener los mismos derechos que se aplican a los humanos españoles en el Título I de la Constitución Española –los derechos fundamentales-, ignorando además que la definición de Eutanasia, solo se puede aplicar a seres humanos.

Este es nuestro nivel cultural en la España actual dentro de nuestras redes sociales: cada imbécil suelta la primera idiotez que se le ocurre y pretende sentar cátedra con ella.

En Twitter, a Susanna Griso, la -¿Periodista sectaria? ¿Presentadora de «Fakes»?-, bueno, lo que sea, no le ha quedado más remedio que disculparse por la única verdad que ha dicho, como mínimo, en los últimos tres años.

Y es que como Roma no paga a traidores, de la misma manera algunos tarados seguidores de la Griso se han sentido “traicionados” cuándo introdujo la obvia implicación política de este presunto asesinato.

De hecho el siguiente invitado, -al que por supuesto ni me molesté en ver-, fue el propio Pablo Iglesias que por lo visto iba a hablar en exclusiva de que en la próxima legislatura, se va a introducir SÍ o SÍ la Ley de Eutanasia”.

Me pregunto yo que puñetero político en activo, va a introducir de una puñetera vez el asunto pendiente de la mucho más importante reforma -o simple aplicación-, de la llamada «Ley de Dependencia«, por ejemplo.

Nada de esto podría hacerse sin la inestimable ayuda que reciben de los medios de comunicación sectarios, medios que “curiosamente”, están proliferando cuál setas en los bosques situados en las montañas en época de lluvias.

Y para empezar con algún medio pesebrero y podrido, yo empezaría con el asquito que da el sectario diario El Confidencial. Para mí es absolutamente delictivo el gigantesco vertido de intoxicación mediática que cada día esparce cuál estiércol sobre la opinión pública.

¿Cuántos casos de ancianos que no han podido resistir la situación de sus parejas enfermas y sin ayudas, les han pegado un tiro y han engordado las listas de muertes por violencia de género”? ¿Con ellos SÍ y con este Alfonso, el comunista filo ETA-rata, NO, señor Jorge Fernández Vaquero?

Así pues, cómo qué se lo voy a contar yo, «improbable periodista» don Jorge Fernández Vaquero:

  1. Mallorca en 2001. Un anciano mata a su esposa enferma de Alzhéimer y después se quita la vida. Sebastián Arbona, de 84 años, cuidaba de su esposa Antonia, de 77. Cuando le diagnosticaron cáncer, terminó con la vida de su mujer de un disparo en la cabeza y después se suicidó con la misma pistola. Incluido en la estadística de muertes por violencia machista a posteriori.
  2. Segorbe (Castellón), 2006. Un anciano de 88 años mata ‘por compasión’ a su mujer con Alzhéimer. Los vecinos aseguran que la mujer había pedido varias veces a su esposo que le quitara la vida. Incluido en la estadística de muertes por violencia machista.
  3. La Coruña, 2007. Un anciano mata a su esposa, enferma de Alzhéimer y después intenta suicidarse. Incluido en la estadística de muertes por violencia machista y juzgado por lo mismo.
  4. Cóbdar (Almería), 2009. Un hombre de 72 años se suicida tras matar a hachazos a su esposa y a su hermano con alzheimer. La mujer estaba bajo tratamiento médico debido a una fuerte depresión tras prestar cuidados a su cuñado enfermo e inmovilizado en la cama. Incluido en la estadística de muertes por violencia machista.
  5. Castrillón (Asturias), 2013. Un hombre de 86 años mata a puñaladas a su esposa con Alzhéimer y se suicida arrojándose al vacío. Incluido en la estadística de muertes por violencia machista.
  6. Valencia, 2014. Un hombre de 78 años mata a su mujer enferma de cáncer, de 74, y luego se suicida. La asfixió con una almohada y después se ahorcó. Incluido en la estadística de muertes por violencia machista.
  7. Portugalete (Vizcaya), 2017. Un hombre mata a puñaladas a su madre, de 92 años, enferma de Alzheimer. Después él se autolesionó con dos cuchilladas en el estómago. Incluido en la estadística de muertes por violencia machista y juzgado por lo mismo.

Ante la dinámica de lo expuesto anteriormente, no puedo dejar de preguntarme, ¿Por qué Ángel Hernández no se suicidó (o intentó suicidarse), como ha ocurrido en el 99% de los casos anteriores? Si tan desesperado estaba por el amor hacia su mujer, hubiese sido lógico que lo hubiese hecho.

Pero no. El caso, es que no debería de ser «tan grande su amor«, pues ha preferido quedarse en este mundo para ser el protagonista de su propio culebrón.

Sin ánimo de ofender, señores de El Confidencial, váyanse ustedes un poquito a la mier**.

Así pues, no es de extrañar que La Fiscalía rechace que la muerte de María José Carrasco se juzgue como violencia de género.

De hacerlo, cualquier hombre podría matar a su mujer y luego decir que “es que se lo había pedido” y no ser juzgado por homicidio.

Pero peligrosísima sería la puerta que se abriría si este hombre no fuese juzgado por delito doloso y asesino por violencia machista. Sentaría un terrible precedente.

O si no, ¿Qué? ¡Ah sí! Eso de que «es que me lo había pedido«.

¿Y Después qué? ¿Lo mismo con un atraco, una violación una agresión sexual, un robo o un asesinato?

Creo, señoras y señores fiscales, y en especial usted, doña Pilar Martín Najera, «fiscala» de sala delegada contra la Violencia sobre la Mujer de la Fiscalía General del Estado, que hay que ir con pies de plomo.

Existe el artículo 404, 405 y 406 del Código Penal, TÍTULO XIX, CAPÍTULO PRIMERO sobre “Delitos contra la Administración pública”:

«A la autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, dictare una resolución arbitraria, […] se le castigará con la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por tiempo de nueve a quince años» → leer más.

También existe, doña Pilar Martín Najera, el artículo 407 del Código Penal, CAPÍTULO SEGUNDO, acerca “Del abandono de destino y de la omisión del deber de perseguir delitos:

«1. A la autoridad o funcionario público que abandonare su destino con el propósito de no impedir o no perseguir cualquiera de los delitos comprendidos en los Títulos XXI, XXII, XXIII y XXIV se le castigará con la pena de prisión de uno a cuatro años e inhabilitación absoluta para empleo o cargo público por tiempo de seis a diez años, […]» → leer más.

Y ya somos muchos los que en España tenemos conocimientos jurídicos, tiempo, dinero y valor suficiente para poner en marcha la maquinita del artículo 404, 405, 406 y 407 como apoyo a una acusación popular. Pregúnteselo usted, doña Pilar Martín Najera, sino me cree, a Javier Ortega Smith y Pedro Fernández.

Ya solo queda como única posibilidad de que se haga justicia que el juzgado de Violencia sobre la Mujer decida que SÍ admite la instrucción del caso, (POSIBILIDAD DESCARTADA después de actualizar el artículo a fecha 24 de abril de 2019).(Ver)

Por otro lado, tampoco hay visos de que el Gobierno vaya a incluir en la estadística de violencia de género el caso de Ángel Hernández.

Y continuando con otro medio pesebrero y podrido, sigamos con La Vanguardia, quiénes publicaron en YouTube un repugnante vídeo, -que por cierto, YouTube no ha restringido a menores de 18 años como SÍ han hecho con el mío-, el cual, bajo el título «Quieres suicidarte, María José constata su firme decisión de morir«, nos muestra como Ángel Hernandez va encaminando intencionadamente pregunta tras pregunta cerradas de SÍ o NO a su mujer hacia una falsa de toda falsedad «declaración de decisión de morir«, ocultando en todo momento en este vídeo que Europa Press ya había anunciado que la «suicidada» padecía enfermedad terminal de Alzheimer, y que por tanto, no podía tener voluntad propia ni un uso claro de sus facultades mentales.

Cómo se puede ver claramente en el vídeo, esto no es una declaración de una firme decisión, sino una manipulación absolutamente repulsiva por parte del presunto asesino, en la que se observa clarito como el agua de montaña que es Ángel Hernández el que hace el 99% de «la declaración» que La Vanguardia atribuye a María José, con la connivencia de este despreciable medio de comunicación perteneciente al grupo del Conde de Godó.

Dentro vídeo.

Sí este vídeo fuese una escena de una película hollywoodiense sobre juicios, el letrado contrario estaría constantemente elevando sus protestas ante el juez por conducir a la testigo”, y el juez, estaría igualmente admitiendo estas protestas.

Asco, asco y asco.

Si María José hubiese estado sin sus facultades mentales mermadas, al poder hablar -aunque con dificultad-, se hubiese dirigido directamente a la cámara y, obviamente con esfuerzo, hubiese hecho una verdadera declaración de intenciones.

Y esta, estimados lectores, es la prueba del algodón de que este vídeo es un gigantesco montaje con guion, luces, cámara y acción”, pergeñado «SOLO O EN COMPAÑÍA DE OTROS«, como reza la famosa sentencia de Rafi Escobedo por el asesinato de los Marqueses de Urquijo, que le costó 53 años de cárcel y que, curiosamente, también fue “eutanasiado”.

3. Para que no haya confusiones: Qué es qué. Diferencias entre Ley de Dependencia, Leyes de Cuidados Paliativos, Leyes autonómicas de Testamento Vital y Eutanasia.


(Volver)

Leyes relativas al Bienestar Social para Dependientes.

La desastrosa Ley de Dependencia.

Es muy penoso que cada día mueran entre 100 y 120 enfermos dependientes sin recibir las prestaciones a las que tienen total legitimidad.

Según vamos averiguando, últimamente unos 600.000 pacientes dependientes no reciben ninguna atención a su terrible enfermedad, agravado con el consiguiente ostracismo social e irrelevancia política.

¡Y llevamos casi trece años desde la aprobación de esta Ley por decreto!

Los que padecemos dependencia, sabemos perfectamente y de primera mano, que somos atendidos con grandes esfuerzos, -físicos, económicos y psíquicos-, por nuestros sacrificados familiares. Y muchos llegamos a morir con un doble padecimiento:

  1. El de la propia enfermedad –y para más INRI, siendo vilipendiados en nuestros derechos-.
  2. Por la avaricia de quienes manejan el dinero de todos.

La Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, en su artículo 1, 4 y 9 dice:

Artículo 1. Objeto de la Ley.

  1. La presente Ley tiene por objeto regular las condiciones básicas que garanticen la igualdad en el ejercicio del derecho subjetivo de ciudadanía a la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, en los términos establecidos en las leyes, mediante la creación de un Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, con la colaboración y participación de todas las Administraciones Públicas y la garantía por la Administración General del Estado de un contenido mínimo común de derechos para todos los ciudadanos en cualquier parte del territorio del Estado español.

[…]

Artículo 4. Derechos y obligaciones de las personas en situación de dependencia.

  1. Las personas en situación de dependencia tendrán derecho, con independencia del lugar del territorio del Estado español donde residan, a acceder, en condiciones de igualdad, a las prestaciones y servicios previstos en esta Ley, en los términos establecidos en la misma.

[…]

Artículo 9. Participación de la Administración General del Estado.

  1. El Gobierno, oído el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, determinará el nivel mínimo de protección garantizado para cada uno de los beneficiarios del Sistema, según el grado de su dependencia, como condición básica de garantía del derecho a la promoción de la autonomía personal y atención a la situación de dependencia. La asignación del nivel mínimo a las comunidades autónomas se realizará considerando el número de beneficiarios, el grado de dependencia y la prestación reconocida.

[…]

¡MENTIRA!

Independientemente de la responsabilidad que hayan tenido las Comunidades Autónomas, han sido los Gobiernos Centrales los responsables últimos de que esta ley no se cumpla, -todo lo contrario que ocurre con la Ley de Violencia de Género-. Y no solo lo digo yo.

Según el XIX DICTAMEN DEL OBSERVATORIO DE LA ASOCIACIÓN ESTATAL DE DIRECTORES Y GERENTES DE SERVICIOS SOCIALES DE ESPAÑA de 2019,

“El Gobierno ha sido el principal responsable de todos los recortes de derechos aun cuando la Administración General del Estado era y es la principal obligada a velar por un ejercicio común y homogéneo de derechos de las personas en situación de dependencia y así conviene recordarlo.

Vivimos en una sociedad que ha superado la emergencia social, y se ha instalado en un nuevo escenario marcado por la precariedad y la falta de oportunidades.

El precio de la recuperación es la precariedad, sobrevivir, el permanente presente. Para la inmensa mayoría de la población el futuro no existe”.

(2017, Conclusiones que se recogieron en el Informe que se presentó en el Ateneo de Madrid del Observatorio de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales de España).

Cuadro 30 de evoluciones de los dependientes. Previsiones iniciadas en 2004. Tabla 1. Libro Blanco (2004). Capítulo I – Pág. 83.

Como vemos, la previsión para 2015 se ha cumplido y los dos últimos ejercicios (2017 y 2018) apuntan a que en 2020 el número de personas dependientes podría acercarse al millón y medio. Por lo tanto conocemos con bastante precisión las descomunales dimensiones del problema.

Ya nos venían avisando desde el 2004, mucho antes de convertirse en un observatorio. El aumento de la tasa de esperanza de vida hasta los 85,7 años en las mujeres y hasta los 80,3 años en los hombres, nos ha situado en el tercer país del mundo con mayor tasa de esa esperanza por detrás de Japón y Suiza por muy poco.

No obstante, los sucesivos gobiernos chapucerostras el nefasto de José Luis Rodríguez Zapatero, responsable último de esta Ley nunca aplicada, impresentable presidente peor que el rey felón Fernando VII y su padre traidor, únicamente superado de forma espectacular por Pedro Sánchez-, han optado por la solución de la oscarizada película protagonizada por Javier Bardem, «No es país para viejos«.

O bien se ha destinado el dinero asignado del erario público a las tantas fundaciones y ONG’s falsas de nuestro país, o bien a financiar los partidos políticos, o bien a financiar los sindicatos y las patronales, o bien a financiar la ley de «Memoria Histérica», o bien a financiar la repugnantemente planteada Ley de Violencia de Género, o bien a financiar más de 20 fundaciones vinculadas a partidos políticos que existen en España, (sólo el PSOE y el PP reciben más de 15 millones de euros anualmente), o bien a financiar la corrupción, etcétera, etcétera y etcétera.

En la práctica, son despilfarros sin ningún tipo de control del dinero público.

Digo yo que este dinero, se podría destinar a paliar los sufrimientos de tantos enfermos y dependientes, en vez de hacer tantas propagandas electorales y “sacadas de pecho”, cuando en realidad, se está desviando esas «donaciones» a otras causas nada sociales y nada solidarias.

Mismamente, durante el gobierno de Mariano Rajoy -concretamente en el ejercicio de 2017-, de toda la partida presupuestaria asignada a la «Ley de Dependencia», se dejaron sin gastar 44 millones de euros.

¿Por qué? No tengo ni idea, ni tampoco de a donde fueron destinados.

De José Luis Rodríguez Zapatero y de Pedro Sánchez, no he conseguido obtener datos: supongo que serán tan secretos como el sueldo de la mujer de Pedrito o los gastos del helicóptero de la Moncloa.

Por otro lado, la «solidaria atención» de unas 1.490.000 personas enfermas o discapacitadas, supondría que tuviesen trabajo remunerado otras 110.000 personas entre las diferentes ramas de profesiones sanitarias y de atención a domicilio de enfermos y discapacitados.

Pero no, no y no. Porque no.

¿O en realidad SÍ existe algún motivo oculto?

¿Tal vez sea fomentar unas políticas activas de eugenesia mediante la eutanasia y el aborto descontrolado?

Fomentar la política de eugenesia mediante el aborto descontrolado y la eutanasia activa y pasiva encubierta, ha hecho a los gobernantes y ciudadanos abandonar por completo toda esperanza de tener un país en que nuestros impuestos sirvan para lograr el objetivo más altruista al que aspira cualquier Estado Social y de Derecho: que los más desfavorecidos, («arriba los pobres del mundo«), los que han cotizado toda su vida la Seguridad Social, los que toda la vida han aportado al sistema de pensiones sean, simplemente, borrados de este mundo por el mero hecho de haber desperdiciado y despilfarrado el dinero que por ley -y por justicia les correspondía-.

Haber convertido la política en un simple negocio, -en el que se utilizan los baremos de todas las aseguradoras y grandes empresas privadas del mundo-, en el que basan las políticas de producción en la relación costo de vida/beneficio.

Tomemos el ejemplo de las compañías de fabricación de automóviles en Estados Unidos.

Hay 46 muertos al año de personas por ir en la parte de atrás del automóvil sin haberse puesto el cinturón de seguridad.

¿Nunca se ha preguntado usted, estimado lector, por qué cuando te sientas en la parte de atrás de un automóvil y no te pones el cinturón de seguridad no suena ninguna alarma?

Pues la respuesta es bien sencilla. Los fabricantes de automóviles han hecho una relación coste de vida/beneficio cuyo resultado ha sido que instalar avisos en la parte de atrás del automóvil cuando no te pones el cinturón de seguridad, sería de 7,5 millones de dólares por muerte. Aunque instalar un aviso apenas cuesta unos dólares, no le sale rentable. Así de sencillo, cruel y duro es este sistema impuesto a nivel mundial y que ha traspasado de los sistemas de producción industrial a la aplicación de políticas en los estados presuntamente «democráticos».

Resumiendo: La Ley de Violencia de Género proporciona muchos réditos políticos y económicos para los que comen de este pesebre, aunque sólo el 3% de lo recaudado mediante impuestos directos e indirectos llegan a las mujeres afectadas.

El resto de los 30 mil millones de euros hasta ahora recaudados del Erario Público, han ido a parar a los integrantes que “trabajan” en estos chiringuitos que viven de esta Ley, y que lógicamente, revierten en votos para los partidos que defienden estas políticas.

En cambio, la llamada «Ley de Dependencia», no es en absoluto rentable ni económicamente ni en recaudación de votos: los viejos dependientes y los dependientes puros, no votamos o votamos poco.

Aunque parezca mentira (y lo digo por experiencia propia), votar por correo se ha convertido en una tarea casi épica y muy cara, (a ver quién es el guapo que encuentra un notario que pague de su bolsillo todos los gastos y deje de percibir la comisión de una o dos hipotecas para visitarte también a su cuenta en el hospital o en tu domicilio), con exigencias de poderes notariales muy especiales, aún teniendo un apoderado plenipotenciario, o tarea casi imposible de realizar mediante la ambulancia que teóricamente te pone la cruz roja a tu disposición en el caso de que si tu salud te lo permite y te puedan trasladar al colegio electoral.

Son tan complicados los trámites, que he tenido que hacer un artículo «ad hoc» aparte sólo para poder explicar cómo podrían los discapacitados votar en el caso de que su salud les permitiese hacerlo.

En cualquier caso, si alguien está discapacitado para ir a votar, ¿Cómo va a tener capacidad para ir a visitar a un notario, a Correos, al médico que normalmente no viene a tu casa para hacerte un certificado médico, etcétera, etcétera, etcétera?

Según esa relación costo de vida/beneficio a la que antes he aludido, es mucho más rentable dejar que los dependientes nos muramos mediante una eutanasia pasiva o simplemente, «que nos suiciden» legal o ilegalmente mediante una eutanasia activa.

Ya han dejado de publicarse hace mucho tiempo los datos reales de la aplicación y distribución del  dinero público invertido en la llamada «Ley de Dependencia». Los últimos datos fiables a los que he podido acceder, son de mediados de 2015.

 

Gasto público en la Ley de Dependencia año 2015.

Como podemos observar, el erario público invirtió en el año 2015 una media de 112,97 euros por persona, es decir, 9,41 euros al mes. Y se desconoce totalmente cuánto de ese dinero ha ido a parar finalmente a los dependientes.

Estas distorsionadas apreciaciones, ocurrían cuando aún no se conocía (o no se quería conocer) que la realidad era mucho más terrorífica que la ficción políticamente correcta que no nos habían contado.

En marzo de 2018, publicaba el diario EL PAÍS que «Más de 100 dependientes reconocidos mueren al día sin llegar a recibir ninguna ayuda«.

Hoy ya sabemos que durante la etapa en que la actual ministra de hacienda de Pedro Sánchez, María Jesús Montero, que estuvo al frente de la Consejería de Sanidad y Bienestar Social, SÓLO en la Comunidad Autónoma Andaluza, dejó un resultado de medio millón de dependientes en situación de espera para recibir las ayudas que por ley les correspondían según la «Ley de Dependencia».

Ya está comprobado: 5 personas al día morían antes de recibir estas ayudas decretadas y aprobadas según Real Decreto Ley publicada en el BOE del 14 de diciembre de 2006.

Si la palabra GENOCIDIO les parece muy fuerte, se la gritaré yo a doña María Jesús Montero: ¡GENOCIDIO, GENOCIDIO Y GENOCIDIO!

Y sobre este tema, tan sectariamente trillado, creo que nada más que sea relevante puedo aportar porque lo sabemos todo y la mayoría, mira hacia otro lado que tenga que ver mucho más con «miembros y miembras».

Y al hacerlo, estimados lectores, no nos engañemos: somos cómplices con nuestro seguidismo del «mainstream«, y sobre todo, gracias a nuestros votos conscientes o inconscientes a favor de este GENOCIDIO eugenésico y eutanásico pasivo.

NOTA: El “Mainstream” -o corriente/tendencia mayoritaria-, es el pensamiento políticamente correcto actual y toda la cultura popular y de masas típicamente extendido por los medios de comunicación masivos.

 

Leyes de Cuidados Paliativos.

Para empezar, decir que en España no existe a día de hoy ninguna ley de Cuidados Paliativos a nivel nacional y que según la información de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos de 2017, unas 40.000 personas mueren al año en España sin acceso a estos cuidados.

Así pues lo primero que creo que deberíamos saber, es cuál es la difuminada definición de la llamada «Medicina Paliativa«.

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud, la define así:

«Los Cuidados Paliativos son un modo de abordar la enfermedad avanzada e incurable que pretende mejorar la calidad de vida tanto de los pacientes que afrontan una enfermedad como de sus familias, mediante la prevención y el alivio del sufrimiento a través de un diagnóstico precoz, una evaluación adecuada y el oportuno tratamiento del dolor y de otros problemas tanto físicos como psicosociales y espirituales.”

Y según la definición de la Sociedad Europea de Cuidados Paliativos, esta dice:

«Los cuidados paliativos afirman la vida y consideran la muerte como un proceso natural: ni la aceleran ni la retrasan ante cualquier circunstancia. Se administran para mantener la mejor calidad de vida posible hasta la muerte.»

Leído lo anterior, (y bajo mi modesto punto de vista), si en España desarrollásemos una Ley basada tanto en las normativas como directrices contenidas en la definición de la OMS y de la Sociedad Europea de Cuidados Paliativos, estos, (independientemente de la proposición de ley de Ciudadanos que ahora mismo está en «stand by» por un sólo trámite), deberían de aplicarse más o menos con los siguientes criterios sin aportar ni eliminar ni un punto ni una coma de más:

  1. Los cuidados paliativos deberían ser UNA ESPECIALIDAD MÉDICA que debe centrar su atención en los enfermos terminales, es decir, en aquellos cuya expectativa de vida sea relativamente corta por causa de una enfermedad que no responde a los tratamientos curativos.
  2. Los cuidados paliativos deberían estar enfocados a lograr la máxima calidad de vida y actividad en los pacientes terminales, sin intentar acortar ni alargar sus vidas, procurando el alivio del dolor y otros síntomas estresantes. Además, deberían integrar los aspectos psicológicos y espirituales en la aplicación de los cuidados, considerando activamente a la familia del paciente, tanto durante el proceso como en el duelo.
  3. Los cuidados paliativos deberían incluir no sólo los tratamientos médicos y farmacológicos que se dan a los pacientes terminales, sino también, todas las atenciones de los equipos interdisciplinarios, como los psicológicos, los de enfermería, los sociales, los de terapia ocupacional y hasta el apoyo de representantes religiosos.

Sintetizando: los llamados “Cuidados Paliativos”, para mí, no deberían adelantar ni retrasar la muerte, sino que deberían constituir un verdadero sistema de apoyo y soporte integral para el paciente y su familia.

Hagamos un poquito de cronología: el 28 de marzo de 2017, según el titular de un editorial del diario EL PAÍS, cito:

«EL CONGRESO APRUEBA DEBATIR UNA LEY DE MUERTE DIGNA SIN INCLUIR LA EUTANASIA».

El contenido de esta información hacía referencia a la propuesta de Ciudadanos (que, bajo mi modesto punto de vista, “contemplaba el suicidio asistido encubierto” mediante el derecho del paciente a recibir «sedación permanente» al final de su vida, práctica más extrema a la que se puede llegar legalmente), pero que de facto supone dar medicación para calmar dolores u otros síntomas llegando hasta el punto de sedar por completo al paciente hasta su muerte final.

En definitiva, este es el particular punto de vista de Ciudadanos acerca de lo que ellos (y los que le apoyaron en el Congreso) consideraban que debían ser «los cuidados paliativos«.

La iniciativa de esta propuesta de ley «con trampa«, salió adelante con 315 votos a favor, 5 noes y 17 abstenciones, ya que finalmente contaron con el apoyo del PP, del PSOE, de Unidos Podemos, de Unión del Pueblo Navarro, de Compromís y la abstención de ERC, más el voto en contra del PNV, ya que precisamente el País Vasco es una de las comunidades que tienen ley propia al respecto, al igual que Andalucía, Asturias, Galicia, Canarias, Baleares, Navarra, Aragón y Madrid.

Pero esta ley a PROPUESTA DE CIUDADANOS, ya que aún no tiene las credenciales necesarias, a día de hoy NO SE HA PUBLICADO EN EL BOE NI HA PODIDO APLICARSE.

De hecho, la propuesta de Ciudadanos era (y es), un modelo copiado al pie de la letra de las leyes autonómicas y los derechos de los pacientes en todo su proceso asistencial que ya estaba recogido en la llamada “Ley de Autonomía del Paciente de 2002”, la cual establecía aspectos como el valor del testamento vital y la capacidad del enfermo de rechazar, por ejemplo, un determinado tratamiento, aunque, como ya he señalado, esta ley, no ha podido aplicarse a la espera de la nueva legislatura que surja a partir de las elecciones del 28 de abril.

Y es de agradecer, puesto que, según información de 19-Oct-2018 del diario El MUNDO, -con la que estoy completa y absolutamente de acuerdo-,

«LOS CUIDADOS PALIATIVOS, CAMINO DE SER UN DERECHO COMO PASO PREVIO A DESPENALIZAR LA EUTANASIA».

Así pues, y a día 17 de abril del 2019, por la disolución de las Cortes hace más de un mes, todos los proyectos de ley en curso se han paralizado, incluida la iniciativa para la propuesta de ley de Ciudadanos sobre la «ley de muerte digna», (comúnmente llamada ley de Cuidados Paliativos).

Es por ello que de momento, esta Ley tendrá que empezar desde cero con un Congreso lleno de interrogantes.

Pero como siempre llegan los carroñeros aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, y sobre esta futurible ley, sale al paso “La caballería Montada del Okupa de la Moncloa” y, recientemente, el sectario digital EL CONFIDENCIAL, con fecha 6-Abr-2019, suelta como si fuera Palabra de Dios, que:

«Con toda seguridad, eso sí, en esta legislatura se lograron los mayores consensos nunca obtenidos en este país a pesar de las diferencias entre partidos. Ahora, será el nuevo Congreso que salga de las elecciones del 28 de abril el que deba pronunciarse. Aunque todo apunta a que la Cámara tendrá importantes novedades contrarias a esta regulación como VOX o un PP mucho más beligerante- todo indica que podría haber una mayoría a favor. Además del PSOE y Unidos Podemos, Ciudadanos también es partidario de una regulación de la eutanasia con garantías. En todo caso, los distintos partidos reconocen que la de esta legislatura -[La Pasada]- ha sido una oportunidad perdida».

Muy en su línea, -como vemos-, sale de nuevo el «Señor Consenso», (el otro Dios de la progresía tras George Soros), que casualmente “media” entre los políticos sectarios y nunca cuenta con la opinión de los ciudadanos.

Y de paso, y aprovechando que el pro-etarra Ángel Hernández Pardo, «el pobre viejecito que ha envenenado a su mujer y lo ha filmado»😠 (en connivencia con el comunista millonario al que penosamente llaman rimbombantemente «El Gran Wyoming«), con este editorial, EL CONFIDENCIAL, deliberadamente trata de intoxicar otra vez a sus lectores mezclando la llamada «Ley de Cuidados Paliativos» de Ciudadanos con una repugnante y eugenésica “Ley de Eutanasia”, en un genuino “tótum revolútum” y un alarde de malabarismo desinformativo digno del mismísimo Joseph Goebbels.

Esperemos que en la nueva legislatura, EL CONFIDENCIAL se equivoque, y Pablo Casado recobre el sentido del olfato popular, y no caiga en la trampa de retornar a la «derechita cobarde» de don Mariano, trampa que sutilmente le va a tender Ciudadanos con el apoyo de toda la izquierda radical en pleno.

¿Qué nos queda de momento, qué es lo único que tenemos a nivel autonómico sobre una ley de Cuidados Paliativos” ya que no tenemos nada a nivel nacional?

Pues únicamente las leyes autonómicas a las que antes me he referido, es decir, las que hay de momento en Andalucía, Asturias, Galicia, Canarias, Baleares, Navarra, Aragón y Madrid, explicados por el Observatorio de Cuidados Paliativos, en el que hacen un resumen/compilación de la legislación Autonómica actual sobre los llamados «Cuidados Paliativos», que aquí dejo por si alguien quiere informarse:

PROBLEMA:

Una competencia tan importante está transferida a algunas CCAA y no están homogeneizadas.

Y para terminar esta sección, decir con toda rotundidad -y basándome en mi propia experiencia-, que tal y como está la situación de las distintas Consejerías de Sanidad, si quieres «Cuidados Paliativos«, te jodes y bailas.

Hoy por hoy, como tengas entre 70 y 85 años o seas un discapacitado, en cuanto te traten de cualquier cosa en un hospital y en el caso de que descubran que tienes algo más grave, SÍ o SÍ te van a enviar a tu casa directamente y sin pasar por la casilla de salida ni sin molestarse, por ejemplo, en tratarte de un tumor de medio kilo en tu vejiga, si lo que estaban tratando era una revisión rutinaria de próstata.

Y digo por propia experiencia porque cuando estaba en el hospital general de Alicante la última vez que me operaron, tenía como compañero de habitación un señor de 80 y pocos años que vivía solo y que tenía una relativa buena salud.

Por circunstancias que no vienen al caso, me enteré de que le iban a dar el alta sin avisar a su familia, habiéndose descubierto que tenía un tumor en la vejiga urinaria, cosa que en ningún momento le habían informado al paciente.

En el momento en el que la doctora encargada de las altas entró en la habitación y le comunicó a este señor que estaba dado de alta, le pedí permiso al paciente para grabar la conversación, -cosa a la que accedió- porque era SU conversación.

Consciente la doctora de que lo que estaba haciendo era ética, moral y judicialmente denunciable por lo penal, su primera reacción fue gritar y amenazar con llamar a seguridad por el asunto de la grabación.

Naturalmente, cinco minutos después -y como no cabía esperar otra cosa-, fue el jefe del servicio el que entró en la habitación, y como ya me conocía y sabía perfectamente que ya había avisado anteriormente con querellarme penalmente contra ciertos médicos y enfermeras que estaban denegando el «auxilio debido» efectuado por funcionario público en el ejercicio de su cargo contemplado en el Código Penal según artículos 404, 405 y 412, sin mediar palabra y con la ayuda de un enfermero y dos celadores, directamente se llevaron al paciente al quirófano.

Horas más tarde, este señor de ochenta y tantos años, ya despejado y en la habitación, me comunicó que le habían sacado un tumor de casi medio kilo.

Así que, si quieres «Cuidados Paliativos«, (al menos en la Comunidad Valenciana y otras Comunidades que no tienen ninguna normativa al respecto), y si no quieres que te manden a tu casa a morirte físicamente –y de asco-, más vale que te acuerdes del refrán que dice:

QUIÉN NO LLORA NO MAMA”.

Exige tus derechos y no tengas miedo de los médicos y de los directores de hospitales: todo se acojonan ante la promesa cierta de una denuncia penal.

¿Qué es el Testamento Vital?

El “testamento vital”, -correctamente denominado “Documento de Instrucciones Previas” o “Testamento de Voluntades Anticipadas”-, es un documento en el que una persona deja constancia escrita de su voluntad con relación a los tratamientos médicos a los que desea someterse o no, en caso de enfermedad, llegado el momento en que no pueda expresarse por sí misma; o, una vez fallecida, sobre el destino de su cuerpo o de sus órganos.

El resto de la normativa, se puede leer el artículo que publica ASISA.

Según el panfleto radical izquierdista 20 Minutos, -cuyo fundador es Arsenio Escolar, padre del “Licenciado en BurrologíaIgnacio Escolar-, el marido de Mª José escribió una carta antes de ayudarla a morir: «TIENE QUE EXISTIR EL DERECHO AL SUICIDIO ASISTIDO«.

Ya. Pero no existe. Lo que sí existe es el delito de homicidio.

Y aunque existiera, -y fuese requisito previo para una futura ley para la “asistencia al suicidio”-, ¿Por qué sospecho yo que la propia María José nunca escribió un “testamento vital”?

Pues porque, al contrario de lo que sectariamente oculta el diario 20 Minutos (que afirma únicamente que «la suicidada» estaba «enferma en fase terminal de esclerosis múltiple, dolencia que padecía desde hacía tres décadas»), no cuentan que -según viene en el vídeo y como ya he demostrado-, Europa Press afirmó inequívocamente que padecía Alzheimer en fase terminal.

El “testamento vital” es un documento apoyado en el artículo 7, punto 2, entrada “a”de la Ley 21/2000, de 29 de diciembre, sobre los derechos de información concerniente a la salud y la autonomía del paciente, y a la documentación clínica, y tiene que estar corroborado por un notario, o bien registrarlo en la Consejería de la Comunidad Autónoma, o bien de forma particular, ante tres testigos que firmen que se han cumplido las exigencias de la ley, como el modelo Comunidad de Madrid, que yo mismo he colgado en la red a modo de ejemplo:

Ejemplo documento Voluntades Anticipadas.

PROBLEMA:

De nuevo, una competencia tan importante está transferida a algunas CCAA, y las variaciones de Cataluña a la comunidad andaluza, por ejemplo, son sustanciales y no están homogeneizadas.

Por ejemplo, en Cataluña, queda casi explícitamente reflejado en el documento estándar que, de facto, es el médico el que puede realizar prácticamente una eutanasia encubierta:

Punto C: «Que, si me hallo en un estado particularmente deteriorado, se me administren los fármacos necesarios para acabar definitivamente, y de forma rápida e indolora, con los padecimientos expresados en el punto B de este documento».

Punto B: «Que se me suministren los fármacos necesarios para paliar al máximo mi malestar, sufrimiento psíquico y dolor físico causados por la enfermedad o por falta de fluidos o alimentación, aun en el caso de que puedan acortar mi vida».

Es decir, que en Cataluña, el que determina que existe «un estado particularmente deteriorado«, es el médico que lo atiende, y ya sabemos perfectamente que hay médicos y «médicos» y también, la situación actual de carencia de camas hospitalarias en dicha comunidad.

Es por eso que SE HACE ABSOLUTAMENTE IMPRESCINDIBLE QUE HAYA UNA LEY NACIONAL DE «TESTAMENTO VITAL» EXACTAMENTE IGUAL PARA TODAS LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS, así como un derecho ineludible para pedir una segunda opinión.

 

¿Qué es y ha sido la eutanasia?

Convendría aclarar la diferencia entre las distintas definiciones de eutanasia, eutanasia activa, eutanasia pasiva, eutanasia voluntaria, eutanasia involuntaria, sedación terminal, eutanasia directa, eutanasia indirecta, enfermo desahuciado, enfermo terminal, etcétera.

De esta manera podríamos tener claro que este acto criminal es una eutanasia directa y desautorizada por el paciente, (independientemente de que nuestro ordenamiento jurídico a día de hoy considere la eutanasia como un asesinato), ya que como antes he dicho, es imposible que tuviese un «testamento vital» modelo Comunidad de Madrid.

Esta mujer, si padecía Alzheimer -y parece ser que sí que lo padecía-, no podía estar en pleno uso de sus facultades mentales, ni tuvo médico o psiquiatra que lo certificase.

Y caso de tenerlo, no queda otra de que este sea falso o que los testigos presuntamente mintiesen, al igual que el propio presunto asesino.

Toda persona rechaza y se rebela contra el dolor y el sufrimiento: es algo connatural al ser humano; sin embargo, es parte de nuestra naturaleza frágil que nos da la oportunidad de aprender a ser fuertes, madurar (hablo por experiencia propia), y hacer frente a las adversidades con una actitud de optimismo y esperanza.

No es fácil envejecer y sentir que se debe depender cada día más de otras personas, padecer una enfermedad terminal, quedar parapléjico o, peor aún, tetrapléjico.

Para acabar con estos sufrimientos, que acarrean una fuerte carga económica a los gobiernos, se empiezan a plantear en algunos países europeos la opción de la eutanasia.

La aplicación de la eutanasia ya demostró durante la época del periodo en el que gobernó en Alemania el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (comúnmente conocido partido NAZI), -entre otros muchísimos periodos históricos como el actual que se está produciendo en los Países Bajos-, no conduce más que a la «Eugenesia«.

La eugenesia es una filosofía social que defiende la mejora de los rasgos hereditarios humanos mediante diversas formas de intervención manipulada y métodos selectivos de humanos.

 

El origen de la eugenesia está fuertemente arraigado al surgimiento del darwinismo social a finales del siglo XIX.

El eugenismo pretende el aumento de personas más fuertes, sanas, inteligentes o de determinada etnia o grupo social para lo que promueve directa o indirectamente la no procreación o eliminación de aquellos que no poseen esas cualidades llegando a considerar su aplicación como una ventaja en el ahorro de recursos económicos para los países.

«La eugenesia es la autodirección de la evolución humana»

(Lema del Segundo Congreso Internacional de Eugenesia, 1921, representado como un árbol que unifica una diversidad de campos diferentes).

Sólo seis y un quinto de países han despenalizado «la ayuda médica a morir» a nivel mundial: Colombia y Canadá cuentan con leyes que la regulan a nivel estatal. El estado de Victoria, en Australia, también.

«Ayuda médica a morir«. Este es el eufemismo del neolenguaje  orwelliano que se aplica ahora a la eutanasia.

Según los grandes medios de comunicación patrocinados por George Soros y el Nuevo Orden Mundial, en la Unión Europea, nos quieren hacer creer que existe «un apoyo abrumador» de la ciudadanía a la eutanasia.

Nada más lejos de la realidad.

De momento, únicamente tres países reconocen este «derecho» en Europa: Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo.

Pero el Nuevo Orden Mundial está trabajando duro y rápido: en muchos países desarrollados existen iniciativas para impulsar su despenalización.

Siete estados de EE UU, Oregón (1994), Washington (2008), Montana (2009, por decisión judicial),  Vermont (2013), Colorado (2016), California (2016) y Hawái (2018), y la capital, Washington D.C. (2016), permiten el suicidio asistido de pacientes terminales con una supervivencia esperada de 6 meses o menos. Recientemente se han presentado propuestas de regulación en otros 18 estados.

Y ahora, se está extendiendo como la pólvora en nuestro país a partir de este macabro espectáculo producido por ATRESMEDIA/El Gran Wyoming y protagonizado por un defensor de proetarras genocidas como Arnaldo Otegi.

Pero, ¿Cómo ha ido la cosa en Europa para el ciudadano de a pie más pobre, dependiente o ancianos?

Para ello, lectores, les voy aportar unos datos que ya tienen un tiempecito, poco, que son desde el año 2009 hasta el año 2015, aunque la verdad, señoras y señores, es que pueden resultar terroríficos.

¿Por qué? Pues sencillamente porque esto se nos está echando encima a la velocidad de la «c» (velocidad de la luz) de la famosa ecuación de Einstein E=mc².

Veremos si, después de leer lo que viene -si es que lo leen-, los que apoyan hoy la eutanasia, dentro de 10 años la siguen apoyando o quieren acercarse a un hospital para que «los traten».

Evolución y ejemplos de la eutanasia legalizada reciente activa y pasiva hasta hoy en día.

En HOLANDA, la eutanasia activa, aunque no siempre, suele ser voluntaria. La eutanasia pasiva, en cambio -por omisión de los cuidados razonables y necesarios-, es casi siempre involuntaria.

LAS AUTORIDADES SANITARIAS HOLANDESAS ADMITEN QUE UNA DE CADA TRES EUTANASIAS SE HA LLEVADO A CABO EN HOLANDA SIN EL CONSENTIMIENTO DEL PACIENTE.

“No quiero que me maten”

En Holanda, el primer país del mundo en legalizar la eutanasia, se está comenzando a sentir los efectos de esta controvertida norma que permite a los enfermos terminales solicitar la muerte. Muchos ancianos de los países Bajos, temerosos de que la decisión no pase por ellos, están viajando a Alemania para vivir allí sus últimos días.

«En la ciudad alemana de Bolcholt, cerca de la frontera con Holanda, un hecho ha llamado la atención de sus habitantes: la creciente llegada a la región de adultos mayores holandeses. Una inmigración poco usual que ha obligado a las autoridades germanas a construir un asilo especial para albergarlos, dado el considerable aumento de la demanda en los últimos tres años.

Localización Google Maps de Bolcholt.

¿Qué los hace exiliarse voluntariamente a esas alturas de su vida en un país donde se habla otro idioma? El temor a la eutanasia, lo que no deja de sorprender ya que, según la ley, ésta sólo puede practicarse a expresa y repetida petición del paciente.

Otro hecho que da cuenta de este miedo es la creación de hospitiums, un nuevo tipo de institución que surgió en Holanda para cobijar a los ancianos o enfermos de extrema gravedad que quieren tener la seguridad de que no se los va a matar.

Son financiados por la caridad pública y con aportes de los propios jubilados por lo que los cupos son limitados. De ahí que aquellos que cuentan con más recursos decidan finalmente emigrar».

El doctor holandés Karel Gunning, -enfermo de Parkinson y Presidente de la Federación Mundial de Médicos que Respetan la Vida-, ha elevado una petición a la ONU para que los Estados protejan la existencia de los propios ciudadanos sin discriminaciones.

Cuenta este doctor que:

La gente tiene miedo, especialmente los pobres y los viejos enfermos. Algunos incluso llevan siempre en su bolsillo -y en una placa que se cuelgan al cuello- una declaración en la cual se oponen a ser sometidos a la eutanasia. Lo que pasa es que al principio hacía falta la explícita petición del paciente, pero ahora se puede presumir que los comatosos y los niños con graves malformaciones, incapaces de hablar, también pueden quererla y se les aplica. No me extraña en absoluto que esto ocurra. Antes la eutanasia se admitía sólo en pacientes terminales, pero ahora se amplió a las personas con depresión psíquica”.

Pero tomado de la ENTREVISTA de Maurizio Blondet al doctor Karel Gunning, este contó al diario italiano Avvenire la otra cara de la “dulce muerte” o “muerte con dignidad”, como se ha llamado tantas veces a la eutanasia.

 […]

-¿Inevitable?

-Forzosamente. Es un plano inclinado. Cuando se acepta matar en un solo caso como «única solución», se acaba por encontrar centenares en los cuales la «solución» de matar se convierte en aceptable. Al principio era necesaria la explícita petición del enfermo; ahora puedes suprimir a los pacientes en coma y los niños con graves malformaciones.

Antes, la eutanasia estaba admitida solo en casos de enfermos terminales. Pero ya en 1991 un psiquiatra de nombre Chabot fue absuelto después de haber causado la muerte de una mujer de 50 años que sufría depresión psíquica. Poco después, en otro caso, la eutanasia «ayudó» una chica de 25 años, que sufría de anorexia mental. Y recientemente un senador socialista octogenario, Brongersma, pidió y logró ser «finalizado» no porque estuviese enfermo o deprimido, sino porque estaba cansado de vivir.

-Por tanto la ley, aunque demasiado permisiva, ya está superada por los hechos.

-La mentalidad de muerte se ha convertido en norma entre los médicos holandeses. Conozco un internista que atendía a una enferma de cáncer pulmonar. Le sobrevino una crisis respiratoria, que hizo necesaria su hospitalización. La enferma se rebela: «no quiero la eutanasia«, implora. El médico la lleva a la clínica y permanece a su lado. Después de 36 horas la enferma respira con normalidad; las condiciones generales han mejorado. El médico va a dormir. A la mañana siguiente, no encuentra a su paciente: un colega la había «finalizado» porque faltaban camas libres.

 […]

(Leer entrevista completa, donde se explican muchísimas irregularidades, entre ellas, como el Informe Remmelink mostró que, de las 130.000 defunciones anuales en Holanda, 20.000 (el 15% del total) eran casos en los que el médico había tomado «medidas terapéuticas» con el objetivo primario o secundario de poner fin a la vida del enfermo).

 

 

4. La mezquina actuación del trío calavera: El Gran Wyoming, El Intermedio y la Sexta TV.


(Volver)

SECUENCIA COMPLETA TRAS EL SUICIDIO DE MARÍA JOSÉ CARRASCO.

Con mis aportaciones «en broma», como los tweets del concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata,

Dentro vídeo.

Para verlo en su tamaño normal, pínchese aquí.

Sí una imagen vale más que mil palabras, las 11.190 imágenes que componen los fotogramas de estos 6 minutos 13 segundos de vídeo, valen 11.190.000 palabras.

Así pues, como este vídeo se explica por sí sólo en una proporción de siete u ocho mil veces más palabras que la presunta tesis ‘suma cum fraude’ de Pedro Sánchez, no voy a añadir ni una sola palabra más.

«LA DEFENSA DE WYOMING A LA LEY DE LA EUTANASIA: «LA VIDA PUEDE SER UN SUEÑO. DÉJENNOS DECIDIR CUÁNDO Y CÓMO MORIR».

(Con mis aportaciones «en broma»).

Dentro vídeo.

Para verlo en su tamaño normal, pínchese aquí.

Tras ver este vídeo, solo me vienen a la cabeza una serie de palabras que me salen a borbotones:

Sinvergüenza, canalla, coprófago, rastrero, carroñero, buitre, despreciable, hiena vil, mezquino, indeseable miserable servil, baboso ignominioso, infame abyecto, insignificante, desdeñable baladí, pedante narcisista, hedonista impenitente, hipócrita filisteo , chocarrero, chabacano soez, hortera cómico degenerado, payaso aburrido, bufón chusco, tarado sin diagnosticar, y sin duda alguna, psicópata peligroso.

Y, al igual que con el anterior, sobre este vídeo, nada más voy a decir.

En fin, creo que tras toda esta potente pirotecnia que he desplegado, puedo hacer honor al título de este extenso artículo, diciendo de nuevo que esto es lo que pasa CUANDO EL HÉROE ES UN VILLANO ETA-RATA Y EL SUICIDIO ASISTIDO SE CONVIERTE EN ASESINATO AL SERVICIO DE LA POLÍTICA.

 

 

 

5. DESAFORTUNADA NOTICIA DE ÚLTIMA HORA.


(Volver)

Como decía antes, los humanos hacemos planes y Dios se ríe de ellos.

Hoy 24 de abril de 2019, la jueza de Violencia sobre la Mujer número 5 de Madrid ha rechazado asumir la investigación de los hechos ocurridos el pasado día 3 cuando Ángel Hernández «suicidó« a su mujer María José Carrasco.

Haga clic aquí para acceder externamente.

Aunque Ángel Hernández sin ninguna duda deberá ser imputado por homicidio, esto ha sido un ¡Zas! en toda la boca a la JUSTICIA CON MAYÚSCULAS.

Doña Pilar Martín Najera, -obediente ‘fiscala’ a la voz de su amo y titular de sala delegada contra la Violencia sobre la Mujer-, ya puede estar contenta: el establishment iniciado por Juan Guerra que acabó con la separación de poderes que había propuesto Montesquieu, «progresa adecuadamente«.

Así como también, contento estará el presidente del Consejo General del Poder Judicial y Presidente del Tribunal Supremo, –el doble Excelentísimo Señor don Carlos Lesmes-, que, de nuevo, si no se mueve ni un milímetro, seguirá manteniendo sus dos cargos.

De verdad que no entiendo como a esta constante «regresión« se le llama «Progresía» cuando no genera más que acciones y reacciones dignas de situarnos históricamente mucho antes de la Revolución Francesa.

Es más, visto lo visto, la jodida «Progresía» nos está devolviendo a la edad de piedra en temas socio-políticos y económico-culturales.

Bravo por ellos y por la podrida alegría de Susanna Griso, que tanto está celebrando en directo esta descerebrada decisión.

Licencia Creative Commons
Derechos de autor©Destino Final España está distribuido bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Valora este artículo

5.0
104

GUTE-URLS

Wordpress is loading infos from loquesomos

Please wait for API server guteurls.de to collect data from
loquesomos.org/contra-el-exte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.