⚠️¡MUY URGENTE!⚠️ LEY ORGÁNICA DE LA EUTANASIA PRESENTADA POR EL PSOE. POR NACHO DÍAZ TEJEDO.

Visitante nº contador de visitas para blog

 

 

 

Atención: ante las inminentes Elecciones Generales que las encuestas dan como vencedor al PSOE, he de volver a republicar urgentemente PARTE DEL ARTÍCULO que publiqué el 12 Abr de 2019.

Personal cualificado para aplicar la Ley Orgánica de La Eutanasia presentada por el PSOE.

Esta vez incluiré el clarificador vídeo del youtuber “UN ABOGADO CONTRA LA DEMAGOGIA y los enlaces al Proyecto De Ley De Eutanasia que ya está presentado en el Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados otra vez  a iniciativa del Partido Socialista Obrero Español, y que en su momento, iba a tener el apoyo de Ciudadanos. Espero, don Albert, que si este artículo llega hasta usted (que llegará), CAMBIE DE OPINIÓN si algún día quiere, -como tantas veces ha dejado claro-, ser el líder del Centro-Derecha. Quizá su partido «Se haya hecho mayor», pero usted sigue siendo un, con todo respeto, niñato pre-púber, caprichoso y egoísta,  y ahí se ha quedado.

Habla este abogado de que será el médico, y según su criterio particular de probabilidad, -que ni siquiera de certeza-, el que decidirá quién vivirá y quién morirá.

Antes de continuar, digo yo, que si no habrá que pagar estos médicos un plus por el ejercicio de verdugos”, ya que ejercen como tales al servicio de las Administraciones Públicas.

La última ejecución en España mediante el garrote vil, fue la del asesino del MIL Salvador Puig Antich, el 2 de marzo de 1974, hace 45 años.

Estoy completamente en contra de la pena de muerte, sobre todo por aquello de “no en mi nombre”, ya que el depositante de “mi nombre” es la propia Administración Pública elegida con la parte que me corresponde de mi soberanía.

Dentro vídeo de “UN ABOGADO CONTRA LA DEMAGOGIA”

Continúa hablando este abogado de que se aplicará la eutanasia en caso de enfermedad incurable: pues la hemos cagao’, porque todos a partir de cierta edad estamos inequívocamente enfermos de vejez, y con el paso del tiempo, cada vez más enfermos.

Habla este abogado de que también podrá el médicoincapacitar” legalmente al paciente para poder aplicarle la eutanasia, “ya que el enfermo no estaría en sus plenas facultades mentales para decidir qué es lo mejor para él”.

Es decir que si tienes Alzheimer, en los momentos en que estés lucido, ya podrás jurar y abjurar hasta en arameo, que sí o sí, te van a ejecutar, (claro está, según las directrices de un “Manual De Buenas Prácticas” elaborada por… , exactamente. Por ese mismo.

¿Recuerdan este caso tan cercano en el tiempo?

Haga clic aquí para acceder externamente.

Pues el homicida pro-etarra, que juraba y abjuraba que su mujer estaba enferma de esclerosis múltiple y que tuvo la suficiente fuerza mental para suplicarle su ayuda para “asistirle” en su “tránsito final”, lo que no dijo es cómo pudo estar seguro de que no deliraba o alucinaba, puesto que también padecía un estadio final de Alzheimer y no había ningún psiquiatra presente que, al menos, hubiese podido certificar que la pobre mujer estaba en sus cabales:

“MARÍA JOSÉ CARRASCO TENÍA ALZHEIMER AVANZADO”.

Artículo original publicado por Europa Press de donde se ha obtenido el vídeo anterior. Haga clic aquí para acceder directamente al original.

También y según el panfleto radical izquierdista 20 Minutos, (cuyo fundador es Arsenio Escolar, padre del “Licenciado en BurrologíaIgnacio Escolar), el marido de Mª José escribió una carta (¿Con Alzheimer?) justo antes de ayudarla a morir: «TIENE QUE EXISTIR EL DERECHO AL SUICIDIO ASISTIDO«.

Ya. Pero no existe. Lo que sí existe es el delito de homicidio.

Y aunque existiera, -y fuese requisito previo para una futura ley para la “asistencia al suicidio”-, ¿Por qué sospecho yo que la propia María José nunca escribió untestamento vital”?

Pues porque, al contrario de lo que sectariamente oculta el diario 20 Minutos (que afirma únicamente que «la suicidada» estaba «enferma en fase terminal de esclerosis múltiple, dolencia que padecía desde hacía tres décadas»), no cuentan que -según viene en el vídeo y como ya he demostrado-, Europa Press afirmó inequívocamente que padecía Alzheimer en fase terminal.

Habla este abogado sobre temas, libros y películas que ilustran el sinsentido que está tomando el camino eugenésico de nuestra sociedad completamente “secuestrada” de su propia voluntad.

Películas a las que hace referencia “UN ABOGADO CONTRA LA DEMAGOGIA”:

1ª.1984”, basada en la novela homónima de George Orwell.

2ª. Rebelión En La Granja”, basada también en la novela homónima de George Orwell.

3ª. Demolition Man”, (basado en la novela de Aldous Huxley “Un mundo feliz”.

4ª. La Fuga de Logan”, basado en la novela homónima de William F. Nolan y George Clayton Johnson.

Y como ejemplo de Eutanasia injusta, aporto yo “FRACTURE”, con guion de Daniel Pyne y Glenn Gers: todas ellas, nos muestran un mundo totalmente distópico que ya estamos viviendo.

Con respecto al enlace al Proyecto De Ley De Eutanasia que ya está presentado en el Diario de Sesiones del Congreso desde el 30 de julio, ya está en marcha La Ley Orgánica (menos mal que para este caso no puede ser un “Decretazo”), para verlo, pincha en la imagen:

Página 1 Proposición de Ley Orgánica de regulación de la eutanasia.

«EL INFORME REMMELINK MOSTRÓ QUE, DE LAS 130.000 DEFUNCIONES ANUALES EN HOLANDA, 20.000 (EL 15% DEL TOTAL) ERAN CASOS EN LOS QUE EL MÉDICO HABÍA TOMADO «MEDIDAS TERAPÉUTICAS» CON EL OBJETIVO PRIMARIO O SECUNDARIO DE PONER FIN A LA VIDA DEL ENFERMO».

Para poder dar cuatro pasos y llegar hasta el final (sin pegarnos la torta), no podemos dar el primer paso en falso, el segundo resbalando, el tercero difuminado y el cuarto, -el más innovador y peligroso-, sin saber cómo lo han hecho otros.

Lo que pretendo decir es que, para poder llegar a una Ley de Eutanasia decente, primero tenemos que cimentar la Ley de Dependencia, después la ley de Cuidados Paliativos y más tarde unificar todas las leyes autonómicas de Testamento Vital.

CATASTRÓFICO RESUMEN ACTUALIZADO DE LA APLICACIÓN DE LA EUTANASIA EN EUROPA.

Haga clic aquí para acceder externamente.

INFORME «LA «PENDIENTE RESBALADIZA» EN LA EUTANASIA EN HOLANDA» de J. Vega, I. Ortega de LA FUNDACIÓN BIOÉTICA (ver aquí).

Si empezamos la casa por el tejado, es absolutamente imposible que no se nos caiga encima.

 

Leyes relativas al Bienestar Social para Dependientes.

Así pues, voy a explicar lo que son cada uno de estos cuatro conceptos y cómo se están aplicando en España:

1º. Qué es la Ley de Dependencia.

2º. Qué son las Leyes de Cuidados Paliativos.

3º. Qué son las Leyes autonómicas de Testamento Vital.

4º. Qué es una Ley de Eutanasia y cómo se está aplicando en otros países europeos.

 

1. Ley de Dependencia. 


 

La desastrosa Ley de Dependencia.

Es muy penoso que cada día mueran entre 100 y 120 enfermos dependientes sin recibir las prestaciones a las que tienen total legitimidad.

Según vamos averiguando, últimamente unos 600.000 pacientes dependientes no reciben ninguna atención a su terrible enfermedad, agravado con el consiguiente ostracismo social e irrelevancia política.

¡Y llevamos casi trece años desde la aprobación de esta Ley por decreto!

Los que padecemos dependencia, sabemos perfectamente y de primera mano, que somos atendidos con grandes esfuerzos, -físicos, económicos y psíquicos-, por nuestros sacrificados familiares. Y muchos llegamos a morir con un doble padecimiento:

  1. El de la propia enfermedad –y para más INRI, siendo vilipendiados en nuestros derechos-.
  2. Por la avaricia de quienes manejan el dinero de todos.

La Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, en su artículo 1, 4 y 9 dice:

Artículo 1. Objeto de la Ley.

  1. La presente Ley tiene por objeto regular las condiciones básicas que garanticen la igualdad en el ejercicio del derecho subjetivo de ciudadanía a la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, en los términos establecidos en las leyes, mediante la creación de un Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, con la colaboración y participación de todas las Administraciones Públicas y la garantía por la Administración General del Estado de un contenido mínimo común de derechos para todos los ciudadanos en cualquier parte del territorio del Estado español.

[…]

Artículo 4. Derechos y obligaciones de las personas en situación de dependencia.

  1. Las personas en situación de dependencia tendrán derecho, con independencia del lugar del territorio del Estado español donde residan, a acceder, en condiciones de igualdad, a las prestaciones y servicios previstos en esta Ley, en los términos establecidos en la misma.

[…]

Artículo 9. Participación de la Administración General del Estado.

  1. El Gobierno, oído el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, determinará el nivel mínimo de protección garantizado para cada uno de los beneficiarios del Sistema, según el grado de su dependencia, como condición básica de garantía del derecho a la promoción de la autonomía personal y atención a la situación de dependencia. La asignación del nivel mínimo a las comunidades autónomas se realizará considerando el número de beneficiarios, el grado de dependencia y la prestación reconocida.

[…]

¡MENTIRA!

Independientemente de la responsabilidad que hayan tenido las Comunidades Autónomas, han sido los Gobiernos Centrales los responsables últimos de que esta ley no se cumpla, -todo lo contrario que ocurre con la Ley de Violencia de Género-. Y no solo lo digo yo.

Según el XIX DICTAMEN DEL OBSERVATORIO DE LA ASOCIACIÓN ESTATAL DE DIRECTORES Y GERENTES DE SERVICIOS SOCIALES DE ESPAÑA de 2019,

“El Gobierno ha sido el principal responsable de todos los recortes de derechos aun cuando la Administración General del Estado era y es la principal obligada a velar por un ejercicio común y homogéneo de derechos de las personas en situación de dependencia y así conviene recordarlo.

Vivimos en una sociedad que ha superado la emergencia social, y se ha instalado en un nuevo escenario marcado por la precariedad y la falta de oportunidades.

El precio de la recuperación es la precariedad, sobrevivir, el permanente presente. Para la inmensa mayoría de la población el futuro no existe”.

(2017, Conclusiones que se recogieron en el Informe que se presentó en el Ateneo de Madrid del Observatorio de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales de España).

Cuadro 30 de evoluciones de los dependientes. Previsiones iniciadas en 2004. Tabla 1. Libro Blanco (2004). Capítulo I – Pág. 83.

Como vemos, la previsión para 2015 se ha cumplido y los dos últimos ejercicios (2017 y 2018) apuntan a que en 2020 el número de personas dependientes podría acercarse al millón y medio. Por lo tanto conocemos con bastante precisión las descomunales dimensiones del problema.

Ya nos venían avisando desde el 2004, mucho antes de convertirse en un observatorio. El aumento de la tasa de esperanza de vida hasta los 85,7 años en las mujeres y hasta los 80,3 años en los hombres, nos ha situado en el tercer país del mundo con mayor tasa de esa esperanza por detrás de Japón y Suiza por muy poco.

No obstante, los sucesivos gobiernos chapucerostras el nefasto de José Luis Rodríguez Zapatero, responsable último de esta Ley nunca aplicada, impresentable presidente peor que el rey felón Fernando VII y su padre traidor, únicamente superado de forma espectacular por Pedro Sánchez-, han optado por la solución de la oscarizada película protagonizada por Javier Bardem, «No es país para viejos«.

O bien se ha destinado el dinero asignado del erario público a las tantas fundaciones y ONG’s falsas de nuestro país, o bien a financiar los partidos políticos, o bien a financiar los sindicatos y las patronales, o bien a financiar la ley de «Memoria Histérica», o bien a financiar la repugnantemente planteada Ley de Violencia de Género, o bien a financiar más de 20 fundaciones vinculadas a partidos políticos que existen en España, (sólo el PSOE y el PP reciben más de 15 millones de euros anualmente), o bien a financiar la corrupción, etcétera, etcétera y etcétera.

En la práctica, son despilfarros sin ningún tipo de control del dinero público.

Digo yo que este dinero, se podría destinar a paliar los sufrimientos de tantos enfermos y dependientes, en vez de hacer tantas propagandas electorales y “sacadas de pecho”, cuando en realidad, se está desviando esas «donaciones» a otras causas nada sociales y nada solidarias.

Mismamente, durante el gobierno de Mariano Rajoy -concretamente en el ejercicio de 2017-, de toda la partida presupuestaria asignada a la «Ley de Dependencia», se dejaron sin gastar 44 millones de euros.

¿Por qué? No tengo ni idea, ni tampoco de a donde fueron destinados.

De José Luis Rodríguez Zapatero y de Pedro Sánchez, no he conseguido obtener datos: supongo que serán tan secretos como el sueldo de la mujer de Pedrito o los gastos del helicóptero de la Moncloa.

Haga clic aquí para acceder externamente.

Supondría que tuviesen trabajo remunerado otras 110.000 personas entre las diferentes ramas de profesiones sanitarias y de atención a domicilio de enfermos y discapacitados.

Pero no, no y no. Porque no.

¿O en realidad SÍ existe algún motivo oculto?

¿Tal vez sea fomentar unas políticas activas de eugenesia mediante la eutanasia y el aborto descontrolado?

Fomentar la política de eugenesia mediante el aborto descontrolado y la eutanasia activa y pasiva encubierta, ha hecho a los gobernantes y ciudadanos abandonar por completo toda esperanza de tener un país en que nuestros impuestos sirvan para lograr el objetivo más altruista al que aspira cualquier Estado Social y de Derecho: que los más desfavorecidos, («arriba los pobres del mundo«), los que han cotizado toda su vida la Seguridad Social, los que toda la vida han aportado al sistema de pensiones sean, simplemente, borrados de este mundo por el mero hecho de haber desperdiciado y despilfarrado el dinero que por ley -y por justicia les correspondía-.

Haber convertido la política en un simple negocio, -en el que se utilizan los baremos de todas las aseguradoras y grandes empresas privadas del mundo-, en el que basan las políticas de producción en la relación costo de vida/beneficio.

Tomemos el ejemplo de las compañías de fabricación de automóviles en Estados Unidos.

Hay 46 muertos al año de personas por ir en la parte de atrás del automóvil sin haberse puesto el cinturón de seguridad.

¿Nunca se ha preguntado usted, estimado lector, por qué cuando te sientas en la parte de atrás de un automóvil y no te pones el cinturón de seguridad no suena ninguna alarma?

Pues la respuesta es bien sencilla. Los fabricantes de automóviles han hecho una relación coste de vida/beneficio cuyo resultado ha sido que instalar avisos en la parte de atrás del automóvil cuando no te pones el cinturón de seguridad, sería de 7,5 millones de dólares por muerte. Aunque instalar un aviso apenas cuesta unos dólares, no le sale rentable. Así de sencillo, cruel y duro es este sistema impuesto a nivel mundial y que ha traspasado de los sistemas de producción industrial a la aplicación de políticas en los estados presuntamente «democráticos».

Resumiendo: La Ley de Violencia de Género proporciona muchos réditos políticos y económicos para los que comen de este pesebre, aunque sólo el 3% de lo recaudado mediante impuestos directos e indirectos llegan a las mujeres afectadas.

El resto de los 30 mil millones de euros hasta ahora recaudados del Erario Público, han ido a parar a los integrantes que “trabajan” en estos chiringuitos que viven de esta Ley, y que lógicamente, revierten en votos para los partidos que defienden estas políticas.

En cambio, la llamada «Ley de Dependencia», no es en absoluto rentable ni económicamente ni en recaudación de votos: los viejos dependientes y los dependientes puros, no votamos o votamos poco.

Aunque parezca mentira (y lo digo por experiencia propia), votar por correo se ha convertido en una tarea casi épica y muy cara, (a ver quién es el guapo que encuentra un notario que pague de su bolsillo todos los gastos y deje de percibir la comisión de una o dos hipotecas para visitarte también a su cuenta en el hospital o en tu domicilio), con exigencias de poderes notariales muy especiales, aún teniendo un apoderado plenipotenciario, o tarea casi imposible de realizar mediante la ambulancia que teóricamente te pone la cruz roja a tu disposición en el caso de que si tu salud te lo permite y te puedan trasladar al colegio electoral.

Son tan complicados los trámites, que he tenido que hacer un artículo «ad hoc» aparte sólo para poder explicar cómo podrían los discapacitados votar en el caso de que su salud les permitiese hacerlo.

Haga clic aquí para acceder externamente.

En cualquier caso, si alguien está discapacitado para ir a votar, ¿Cómo va a tener capacidad para ir a visitar a un notario, a Correos, al médico que normalmente no viene a tu casa para hacerte un certificado médico, etcétera, etcétera, etcétera?

Según esa relación costo de vida/beneficio a la que antes he aludido, es mucho más rentable dejar que los dependientes nos muramos mediante una eutanasia pasiva o simplemente, «que nos suiciden» legal o ilegalmente mediante una eutanasia activa.

Ya han dejado de publicarse hace mucho tiempo los datos reales de la aplicación y distribución del dinero público invertido en la llamada «Ley de Dependencia». Los últimos datos fiables a los que he podido acceder, son de mediados de 2015.

 

Gasto público en la Ley de Dependencia año 2015.

Como podemos observar, el erario público invirtió en el año 2015 una media de 112,97 euros por persona, es decir, 9,41 euros al mes. Y se desconoce totalmente cuánto de ese dinero ha ido a parar finalmente a los dependientes.

Estas distorsionadas apreciaciones, ocurrían cuando aún no se conocía (o no se quería conocer) que la realidad era mucho más terrorífica que la ficción políticamente correcta que nos habían contado.

En marzo de 2018, publicaba el diario EL PAÍS que «Más de 100 dependientes reconocidos mueren al día sin llegar a recibir ninguna ayuda«.

Hoy ya sabemos que durante la etapa en que la actual ministra de hacienda de Pedro Sánchez, María Jesús Montero, que estuvo al frente de la Consejería de Sanidad y Bienestar Social, SÓLO en la Comunidad Autónoma Andaluza, dejó un resultado de medio millón de dependientes en situación de espera para recibir las ayudas que por ley les correspondían según la «Ley de Dependencia».

Ya está comprobado: 5 personas al día morían antes de recibir estas ayudas decretadas y aprobadas según Real Decreto Ley publicada en el BOE del 14 de diciembre de 2006.

Si la palabra GENOCIDIO les parece muy fuerte, se la gritaré yo a doña María Jesús Montero: ¡GENOCIDIO, GENOCIDIO Y GENOCIDIO!

Y sobre este tema, tan sectariamente trillado, creo que nada más que sea relevante puedo aportar porque lo sabemos todo y la mayoría, mira hacia otro lado que tenga que ver mucho más con «miembros y miembras».

Y al hacerlo, estimados lectores, no nos engañemos: somos cómplices con nuestro seguidismo del «mainstream«, y sobre todo, gracias a nuestros votos conscientes o inconscientes a favor de este GENOCIDIO eugenésico y eutanásico pasivo.

NOTA: El “Mainstream” -o corriente/tendencia mayoritaria-, es el pensamiento políticamente correcto actual y toda la cultura popular y de masas típicamente extendido por los medios de comunicación masivos.

2º Leyes de Cuidados Paliativos.


 

Leyes de Cuidados Paliativos.

Para empezar, decir que en España no existe a día de hoy ninguna ley de Cuidados Paliativos a nivel nacional y que según la información de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos de 2017, unas 40.000 personas mueren al año en España sin acceso a estos cuidados.

Así pues lo primero que creo que deberíamos saber, es cuál es la difuminada definición de la llamada «Medicina Paliativa«.

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud, la define así:

«Los Cuidados Paliativos son un modo de abordar la enfermedad avanzada e incurable que pretende mejorar la calidad de vida tanto de los pacientes que afrontan una enfermedad como de sus familias, mediante la prevención y el alivio del sufrimiento a través de un diagnóstico precoz, una evaluación adecuada y el oportuno tratamiento del dolor y de otros problemas tanto físicos como psicosociales y espirituales.”

Y según la definición de la Sociedad Europea de Cuidados Paliativos, esta dice:

«Los cuidados paliativos afirman la vida y consideran la muerte como un proceso natural: ni la aceleran ni la retrasan ante cualquier circunstancia. Se administran para mantener la mejor calidad de vida posible hasta la muerte.»

Leído lo anterior, (y bajo mi modesto punto de vista), si en España desarrollásemos una Ley basada tanto en las normativas como directrices contenidas en la definición de la OMS y de la Sociedad Europea de Cuidados Paliativos, estos, (independientemente de la proposición de ley del PSOE y prevista apoyar por Ciudadanos, que ahora mismo está en «stand by» por un sólo trámite), deberían de aplicarse más o menos con los siguientes criterios sin aportar ni eliminar ni un punto ni una coma de más:

  1. Los cuidados paliativos deberían ser UNA ESPECIALIDAD MÉDICA que debe centrar su atención en los enfermos terminales, es decir, en aquellos cuya expectativa de vida sea relativamente corta por causa de una enfermedad que no responde a los tratamientos curativos.
  2. Los cuidados paliativos deberían estar enfocados a lograr la máxima calidad de vida y actividad en los pacientes terminales, sin intentar acortar ni alargar sus vidas, procurando el alivio del dolor y otros síntomas estresantes. Además, deberían integrar los aspectos psicológicos y espirituales en la aplicación de los cuidados, considerando activamente a la familia del paciente, tanto durante el proceso como en el duelo.
  3. Los cuidados paliativos deberían incluir no sólo los tratamientos médicos y farmacológicos que se dan a los pacientes terminales, sino también, todas las atenciones de los equipos interdisciplinarios, como los psicológicos, los de enfermería, los sociales, los de terapia ocupacional y hasta el apoyo de representantes religiosos.

Sintetizando: los llamados “Cuidados Paliativos”, para mí, no deberían adelantar ni retrasar la muerte, sino que deberían constituir un verdadero sistema de apoyo y soporte integral para el paciente y su familia.

Hagamos un poquito de cronología: el 28 de marzo de 2017, según el titular de un editorial del diario EL PAÍS, cito:

«EL CONGRESO APRUEBA DEBATIR UNA LEY DE MUERTE DIGNA SIN INCLUIR LA EUTANASIA».

El contenido de esta información hacía referencia a la propuesta de Ciudadanos (que, bajo mi modesto punto de vista, “contemplaba el suicidio asistido encubierto” mediante el derecho del paciente a recibir «sedación permanente» al final de su vida, práctica más extrema a la que se puede llegar legalmente), pero que de facto supone dar medicación para calmar dolores u otros síntomas llegando hasta el punto de sedar por completo al paciente hasta su muerte final.

En definitiva, este es el particular punto de vista de Ciudadanos acerca de lo que ellos (y los que le apoyaron en el Congreso) consideraban que debían ser «los cuidados paliativos«.

La iniciativa de esta propuesta de ley «con trampa«, salió adelante con 315 votos a favor, 5 noes y 17 abstenciones, ya que finalmente contaron con el apoyo del PP, del PSOE, de Unidos Podemos, de Unión del Pueblo Navarro, de Compromís y la abstención de ERC, más el voto en contra del PNV, ya que precisamente el País Vasco es una de las comunidades que tienen ley propia al respecto, al igual que Andalucía, Asturias, Galicia, Canarias, Baleares, Navarra, Aragón y Madrid.

Pero esta ley a PROPUESTA DE CIUDADANOS, ya que aún no tiene las credenciales necesarias, a día de hoy NO SE HA PUBLICADO EN EL BOE NI HA PODIDO APLICARSE.

De hecho, la propuesta de Ciudadanos era (y es), un modelo copiado al pie de la letra de las leyes autonómicas y los derechos de los pacientes en todo su proceso asistencial que ya estaba recogido en la llamada “Ley de Autonomía del Paciente de 2002”, la cual establecía aspectos como el valor del testamento vital y la capacidad del enfermo de rechazar, por ejemplo, un determinado tratamiento, aunque, como ya he señalado, esta ley, no ha podido aplicarse a la espera de la nueva legislatura que surja a partir de las elecciones del próximo 10 de noviembre, tras las fallidas del 28 de abril.

Y es de agradecer, puesto que, según información del 19 de octubre de 2018 del diario El MUNDO, -con la que estoy completa y absolutamente de acuerdo-,

«LOS CUIDADOS PALIATIVOS, CAMINO DE SER UN DERECHO COMO PASO PREVIO A DESPENALIZAR LA EUTANASIA»

Haga clic aquí para acceder externamente.

Así pues, y a día 19 de septiembre de 2019, por la disolución de las Cortes hace más de cinco meses, y a la espera de otros dos, todos los proyectos de ley en curso se han paralizado, incluida la iniciativa para la propuesta de ley de Ciudadanos sobre la «ley de muerte digna», (comúnmente llamada ley de Cuidados Paliativos).

Es por ello que de momento, esta Ley tendrá que empezar desde cero con un Congreso lleno de interrogantes.

Pero como siempre llegan los carroñeros aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, y sobre esta futurible ley, sale al paso “La caballería Montada del Okupa de la Moncloa” y, recientemente, el sectario digital EL CONFIDENCIAL, con fecha 6-Abr-2019, suelta como si fuera Palabra de Dios, que:

«Con toda seguridad, eso sí, en esta legislatura se lograron los mayores consensos nunca obtenidos en este país a pesar de las diferencias entre partidos. Ahora, será el nuevo Congreso que salga de las elecciones del 28 de abril el que deba pronunciarse. Aunque todo apunta a que la Cámara tendrá importantes novedades contrarias a esta regulación como VOX o un PP mucho más beligerante- todo indica que podría haber una mayoría a favor. Además del PSOE y Unidos Podemos, Ciudadanos también es partidario de una regulación de la eutanasia con garantías. En todo caso, los distintos partidos reconocen que la de esta legislatura -[La Pasada]- ha sido una oportunidad perdida».

Muy en su línea, -como vemos-, sale de nuevo el «Señor Consenso», (el otro Dios de la progresía tras George Soros), que casualmente “media” entre los políticos sectarios y nunca cuenta con la opinión de los ciudadanos.

Y de paso también, y aprovechando que el pro-etarra Ángel Hernández Pardo, «el pobre viejecito que envenenó a su mujer y lo filmó»😠 (en connivencia con el comunista millonario al que penosamente llaman rimbombantemente «El Gran Wyoming«), con este editorial, EL CONFIDENCIAL, deliberadamente trataba de intoxicar otra vez a sus lectores mezclando la llamada «Ley de Cuidados Paliativos» de Ciudadanos con una repugnante y eugenésica “Ley de Eutanasia”, en un genuino “tótum revolútum” y un alarde de malabarismo desinformativo digno del mismísimo Joseph Goebbels.

Esperemos que en la nueva legislatura, EL CONFIDENCIAL se equivoque, y Pablo Casado recobre el sentido del olfato popular, y no caiga en la trampa de retornar a la «derechita cobarde» de don Mariano, trampa que sutilmente le va a tender Ciudadanos con el apoyo de toda la izquierda radical en pleno.

¿Qué nos queda de momento, qué es lo único que tenemos a nivel autonómico sobre una ley de Cuidados Paliativos” ya que no tenemos nada a nivel nacional?

Pues únicamente las leyes autonómicas a las que antes me he referido, es decir, las que hay de momento en Andalucía, Asturias, Galicia, Canarias, Baleares, Navarra, Aragón y Madrid, explicados por el Observatorio/Sociedad Española de Cuidados Paliativos, en el que hacen un resumen/compilación de la legislación Autonómica actual sobre los llamados «Cuidados Paliativos», que aquí dejo por si alguien quiere informarse:

Haga clic aquí para acceder externamente.

PROBLEMA:

Una competencia tan importante está transferida a algunas CCAA y no están homogeneizadas.

Y para terminar esta sección, decir con toda rotundidad -y basándome en mi propia experiencia-, que tal y como está la situación de las distintas Consejerías de Sanidad, si quieres «Cuidados Paliativos«, te jodes y bailas.

Hoy por hoy, como tengas entre 70 y 85 años o seas un discapacitado, en cuanto te traten de cualquier cosa en un hospital y en el caso de que descubran que tienes algo más grave, SÍ o SÍ te van a enviar a tu casa directamente y sin pasar por la casilla de salida ni sin molestarse, por ejemplo, en tratarte de un tumor de medio kilo en tu vejiga, si lo que estaban tratando era una revisión rutinaria de próstata.

Y lo digo por propia experiencia porque cuando estaba en el hospital general de Alicante la última vez que me operaron, tenía como compañero de habitación un señor de 80 y pocos años que vivía solo y que tenía una relativa buena salud.

Por circunstancias que no vienen al caso, me enteré de que le iban a dar el alta sin avisar a su familia, habiéndose descubierto que tenía un tumor en la vejiga urinaria, cosa que en ningún momento le habían informado al paciente.

En el momento en el que la doctora encargada de las altas entró en la habitación y le comunicó a este señor que estaba dado de alta, le pedí permiso al paciente para grabar la conversación, -cosa a la que accedió- porque era SU conversación.

Consciente la doctora de que lo que estaba haciendo era ética, moral y judicialmente denunciable por lo penal, su primera reacción fue gritar y amenazar con llamar a seguridad por el asunto de la grabación.

Naturalmente, cinco minutos después -y como no cabía esperar otra cosa-, fue el jefe del servicio el que entró en la habitación, y como ya me conocía y sabía perfectamente que ya había avisado anteriormente con querellarme penalmente contra ciertos médicos y enfermeras que estaban denegando el «auxilio debido» efectuado por funcionario público en el ejercicio de su cargo contemplado en el Código Penal según artículos 404, 405 y 412, sin mediar palabra y con la ayuda de un enfermero y dos celadores, directamente se llevaron al paciente al quirófano.

Horas más tarde, este señor de ochenta y tantos años, ya despejado y en la habitación, me comunicó que le habían sacado un tumor de casi medio kilo.

Así que, si quieres «Cuidados Paliativos«, (al menos en la Comunidad Valenciana y otras Comunidades que no tienen ninguna normativa al respecto), y si no quieres que te manden a tu casa a morirte físicamente –y de asco-, más vale que te acuerdes del refrán que dice:

«QUIÉN NO LLORA NO MAMA»

Exige tus derechos y no tengas miedo de los médicos y de los directores de hospitales: todo se acojonan ante la promesa cierta de una denuncia penal.

3º Leyes autonómicas de Testamento Vital.


¿Qué es el Testamento Vital?

El “testamento vital”, -correctamente denominado “Documento de Instrucciones Previas” o “Testamento de Voluntades Anticipadas”-, es un documento en el que una persona deja constancia escrita de su voluntad con relación a los tratamientos médicos a los que desea someterse o no, en caso de enfermedad, llegado el momento en que no pueda expresarse por sí misma; o, una vez fallecida, sobre el destino de su cuerpo o de sus órganos.

El resto de la normativa, se puede leer el artículo que publica ASISA:

El “testamento vital” es un documento apoyado en el artículo 7, punto 2, entrada “a” de la Ley 21/2000, de 29 de diciembre, sobre los derechos de información concerniente a la salud y la autonomía del paciente, y a la documentación clínica, y tiene que estar corroborado por un notario, o bien registrarlo en la Consejería de la Comunidad Autónoma, o bien de forma particular, ante tres testigos que firmen que se han cumplido las exigencias de la ley, como el modelo Comunidad de Madrid, que yo mismo he colgado en la red a modo de ejemplo:

Ejemplo documento Voluntades Anticipadas.

PROBLEMA:

De nuevo, una competencia tan importante está transferida a algunas CCAA, y las variaciones de Cataluña a la comunidad andaluza, por ejemplo, son sustanciales y no están homogeneizadas.

Por ejemplo, en Cataluña, queda casi explícitamente reflejado en el documento estándar que, de facto, es el médico el que puede realizar prácticamente una eutanasia encubierta:

Punto C: «Que, si me hallo en un estado particularmente deteriorado, se me administren los fármacos necesarios para acabar definitivamente, y de forma rápida e indolora, con los padecimientos expresados en el punto B de este documento».

Punto B: «Que se me suministren los fármacos necesarios para paliar al máximo mi malestar, sufrimiento psíquico y dolor físico causados por la enfermedad o por falta de fluidos o alimentación, aun en el caso de que puedan acortar mi vida».

Es decir, que en Cataluña, el que determina que existe «un estado particularmente deteriorado«, es el médico que lo atiende, y ya sabemos perfectamente que hay médicos y «médicos» y también, la situación actual de carencia de camas hospitalarias en dicha comunidad.

Es por eso que SE HACE ABSOLUTAMENTE IMPRESCINDIBLE QUE HAYA UNA LEY NACIONAL DE «TESTAMENTO VITAL» EXACTAMENTE IGUAL PARA TODAS LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS, así como un derecho ineludible para pedir una segunda opinión.

4º Ley de Eutanasia.


 

¿Qué es y ha sido la eutanasia?

Convendría aclarar la diferencia entre las distintas definiciones de eutanasia, eutanasia activa, eutanasia pasiva, eutanasia voluntaria, eutanasia involuntaria, sedación terminal, eutanasia directa, eutanasia indirecta, enfermo desahuciado, enfermo terminal, etcétera.

De esta manera podríamos tener claro que este acto criminal es una eutanasia directa y desautorizada por el paciente, (independientemente de que nuestro ordenamiento jurídico a día de hoy considere la eutanasia como un asesinato), ya que como antes he dicho, es imposible que tuviese un «testamento vital» modelo Comunidad de Madrid.

Esta mujer, si padecía Alzheimer -y parece ser que sí que lo padecía-, no podía estar en pleno uso de sus facultades mentales, ni tuvo médico o psiquiatra que lo certificase.

Y caso de tenerlo, no queda otra de que este sea falso o que los testigos presuntamente mintiesen, al igual que el propio presunto asesino.

Toda persona rechaza y se rebela contra el dolor y el sufrimiento: es algo connatural al ser humano; sin embargo, es parte de nuestra naturaleza frágil que nos da la oportunidad de aprender a ser fuertes, madurar (hablo por experiencia propia), y hacer frente a las adversidades con una actitud de optimismo y esperanza.

No es fácil envejecer y sentir que se debe depender cada día más de otras personas, padecer una enfermedad terminal, quedar parapléjico o, peor aún, tetrapléjico.

Para acabar con estos sufrimientos, que acarrean una fuerte carga económica a los gobiernos, se empiezan a plantear en algunos países europeos la opción de la eutanasia, y en España, estamos a cinco minutos de aprobarla.

La aplicación de la eutanasia ya demostró durante la época del periodo en el que gobernó en Alemania el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (comúnmente conocido partido NAZI), -entre otros muchísimos periodos históricos como el actual que se está produciendo en los Países Bajos-, no conduce más que a la «Eugenesia«.

La eugenesia es una filosofía social que defiende la mejora de los rasgos hereditarios humanos mediante diversas formas de intervención manipulada y métodos selectivos de humanos.

 

El origen de la eugenesia está fuertemente arraigado al surgimiento del darwinismo social a finales del siglo XIX.

El eugenismo pretende el aumento de personas más fuertes, sanas, inteligentes o de determinada etnia o grupo social para lo que promueve directa o indirectamente la no procreación o eliminación de aquellos que no poseen esas cualidades llegando a considerar su aplicación como una ventaja en el ahorro de recursos económicos para los países.

«La eugenesia es la autodirección de la evolución humana»

(Lema del Segundo Congreso Internacional de Eugenesia, 1921, representado como un árbol que unifica una diversidad de campos diferentes).

Sólo seis y un quinto de países han despenalizado «la ayuda médica a morir» a nivel mundial: Colombia y Canadá cuentan con leyes que la regulan a nivel estatal. El estado de Victoria, en Australia, también.

«Ayuda médica a morir«. Este es el eufemismo del neolenguaje  orwelliano que se aplica ahora a la eutanasia.

Según los grandes medios de comunicación patrocinados por George Soros y el Nuevo Orden Mundial, en la Unión Europea, nos quieren hacer creer que existe «un apoyo abrumador» de la ciudadanía a la eutanasia.

Nada más lejos de la realidad.

De momento, únicamente tres países reconocen este «derecho» en Europa: Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo.

Pero el Nuevo Orden Mundial está trabajando duro y rápido: en muchos países desarrollados existen iniciativas para impulsar su despenalización.

Siete estados de EE UU, Oregón (1994), Washington (2008), Montana (2009, por decisión judicial),  Vermont (2013), Colorado (2016), California (2016) y Hawái (2018), y la capital, Washington D.C. (2016), permiten el suicidio asistido de pacientes terminales con una supervivencia esperada de 6 meses o menos. Recientemente se han presentado propuestas de regulación en otros 18 estados.

Pero, ¿Cómo ha ido la cosa en Europa para el ciudadano de a pie más pobre, dependiente o ancianos?

Para ello, lectores, les voy aportar unos datos que ya tienen un tiempecito, poco, que son desde el año 2009 hasta el año 2015, aunque la verdad, señoras y señores, es que pueden resultar terroríficos.

¿Por qué? Pues sencillamente porque esto se nos está echando encima a la velocidad de la «c» (velocidad de la luz) de la famosa ecuación de Einstein E=mc².

Veremos si, después de leer lo que viene -si es que lo leen-, los que apoyan hoy la eutanasia, dentro de 10 años la siguen apoyando o quieren acercarse a un hospital para que «los traten».

Evolución y ejemplos de la eutanasia legalizada reciente activa y pasiva hasta hoy en día.»

En HOLANDA, la eutanasia activa, aunque no siempre, suele ser voluntaria. La eutanasia pasiva, en cambio -por omisión de los cuidados razonables y necesarios-, es casi siempre involuntaria.

«LAS AUTORIDADES SANITARIAS HOLANDESAS ADMITEN QUE UNA DE CADA TRES EUTANASIAS SE HA LLEVADO A CABO EN HOLANDA SIN EL CONSENTIMIENTO DEL PACIENTE».

“No quiero que me maten”

En Holanda, el primer país del mundo en legalizar la eutanasia, se está comenzando a sentir los efectos de esta controvertida norma que permite a los enfermos terminales solicitar la muerte. Muchos ancianos de los países Bajos, temerosos de que la decisión no pase por ellos, están viajando a Alemania para vivir allí sus últimos días.

«En la ciudad alemana de Bolcholt, cerca de la frontera con Holanda, un hecho ha llamado la atención de sus habitantes: la creciente llegada a la región de adultos mayores holandeses. Una inmigración poco usual que ha obligado a las autoridades germanas a construir un asilo especial para albergarlos, dado el considerable aumento de la demanda en los últimos tres años.

Localización Google Maps de Bolcholt.

¿Qué los hace exiliarse voluntariamente a esas alturas de su vida en un país donde se habla otro idioma? El temor a la eutanasia, lo que no deja de sorprender ya que, según la ley, ésta sólo puede practicarse a expresa y repetida petición del paciente.

Otro hecho que da cuenta de este miedo es la creación de «hospitiums«, un nuevo tipo de institución que surgió en Holanda para cobijar a los ancianos o enfermos de extrema gravedad que quieren tener la seguridad de que no se los va a matar.

Son financiados por la caridad pública y con aportes de los propios jubilados por lo que los cupos son limitados. De ahí que aquellos que cuentan con más recursos decidan finalmente emigrar».

El doctor holandés Karel Gunning, -enfermo de Parkinson y Presidente de la Federación Mundial de Médicos que Respetan la Vida-, ha elevado una petición a la ONU para que los Estados protejan la existencia de los propios ciudadanos sin discriminaciones.

Cuenta este doctor que:

La gente tiene miedo, especialmente los pobres y los viejos enfermos. Algunos incluso llevan siempre en su bolsillo -y en una placa que se cuelgan al cuello- una declaración en la cual se oponen a ser sometidos a la eutanasia. Lo que pasa es que al principio hacía falta la explícita petición del paciente, pero ahora se puede presumir que los comatosos y los niños con graves malformaciones, incapaces de hablar, también pueden quererla y se les aplica. No me extraña en absoluto que esto ocurra. Antes la eutanasia se admitía sólo en pacientes terminales, pero ahora se amplió a las personas con depresión psíquica”.

Pero tomado de la ENTREVISTA de Maurizio Blondet al doctor Karel Gunning, este contó al diario italiano Avvenire la otra cara de la “dulce muerte” o “muerte con dignidad”, como se ha llamado tantas veces a la eutanasia.

 […]

-¿Inevitable?

-Forzosamente. Es un plano inclinado. Cuando se acepta matar en un solo caso como «única solución», se acaba por encontrar centenares en los cuales la «solución» de matar se convierte en aceptable. Al principio era necesaria la explícita petición del enfermo; ahora puedes suprimir a los pacientes en coma y los niños con graves malformaciones.

Antes, la eutanasia estaba admitida solo en casos de enfermos terminales. Pero ya en 1991 un psiquiatra de nombre Chabot fue absuelto después de haber causado la muerte de una mujer de 50 años que sufría depresión psíquica. Poco después, en otro caso, la eutanasia «ayudó» una chica de 25 años, que sufría de anorexia mental. Y recientemente un senador socialista octogenario, Brongersma, pidió y logró ser «finalizado» no porque estuviese enfermo o deprimido, sino porque estaba cansado de vivir.

-Por tanto la ley, aunque demasiado permisiva, ya está superada por los hechos.

-La mentalidad de muerte se ha convertido en norma entre los médicos holandeses. Conozco un internista que atendía a una enferma de cáncer pulmonar. Le sobrevino una crisis respiratoria, que hizo necesaria su hospitalización. La enferma se rebela: «no quiero la eutanasia«, implora. El médico la lleva a la clínica y permanece a su lado. Después de 36 horas la enferma respira con normalidad; las condiciones generales han mejorado. El médico va a dormir. A la mañana siguiente, no encuentra a su paciente: un colega la había «finalizado» porque faltaban camas libres.

 […]

Termino el artículo como lo comencé: recomiendo encarecidamente leer la entrevista completa, donde se explican muchísimas irregularidades, entre ellas, como el Informe Remmelink mostró que, de las 130.000 defunciones anuales en Holanda, 20.000 (el 15% del total) eran casos en los que el médico había tomado «medidas terapéuticas» con el objetivo primario o secundario de poner fin a la vida del enfermo, ANTES DE APROBAR LEY DE EUTANASIA ALGUNA, y por supuesto, de poner previamente en marcha leyes eficaces de Dependencia, Cuidados Paliativos y Testamento vital.

Licencia Creative Commons
Derechos de autor©Destino Final España está distribuido bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Valora este artículo


GUTE-URLS

Wordpress is loading infos from observatoriodepaliativos

Please wait for API server guteurls.de to collect data from
www.observatoriodepaliativos.org/legislacion-au...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.