😃DECISIÓN DE LA COMISIÓN EUROPEA: VACUNARSE CONTRA LA COVID-19 ¡YA NO ES OBLIGATORIO! POR NACHO DÍAZ TEJEDO.

Visitante nº contador de visitas web

 

 

 

Según ha resuelto la Asamblea del Parlamento Europeo en la quinta sesión del Debate del 27 de enero de 2021 | Resolución 2361 (2021) | en su ENTRADA 7.3.1 dice LITERALMENTE:

 

“7.3.1 Garantizar QUE LOS CIUDADANOS SEAN INFORMADOS DE QUE LA VACUNACIÓN NO ES OBLIGATORIA y que NADIE SEA PRESIONADO POLÍTICA, SOCIALMENTE O DE OTRA MANERA PARA QUE SE VACUNE, SI NO LO DESEA;”

 

*(Entrada actualizada a fecha 13 de febrero de 2021)

A diferencia de los medios convencionales, DESTACAR que este blog no pretende competir contra la inmediatez: ni el que suscribe es periodista ni pretende serlo.

Pero sí que considero de utilidad pública darle publicidad a esta noticia y conminar a guardar el enlace de este artículo puesto que no me cabe la menor duda de que el conocimiento de la ley ha descendido enormemente durante estos últimos años dentro de nuestros cuerpos de seguridad del Estado, las policías autonómicas y las policías locales (sin ánimo de ofender a nadie, sino de constatar un hecho).

Dicho esto, (y si no me equivoco), fue el digital “REBELIÓN EN LA GRANJA” quien fue el primero en publicar  en España “la parte mollar” de la noticia de esta resolución del Parlamento Europeo el 29 enero de 2021:

«Consejo de Europa: la vacunación es voluntaria y no puede haber discriminación a los renuentes»

→ Haga clic aquí o en la imagen para acceder externamente.

Finalmente, los líderes de la UE (que estaban divididos antes de los primeros debates por el “certificado de vacunación” que defiende nuestro “Führer” y Presidente Pedro Sánchez), han tomado la decisión correcta.

Publicaba en el diario “El Mundo” el día 21 de enero de 2021, que:

«Los líderes de la UE, divididos por el certificado de vacunación que defiende Pedro Sánchez»


→ Haga clic aquí para acceder externamente.

Pero no todo son buenas noticias. Hay que destacar muy negativamente los puntos 7.3.3 y 7.3.4: Van estar muy pendientes de la información “disidente” y diferente de la oficial con respecto a las vacunas y sus efectos, incluyendo el monitoreo de las redes sociales y van a difundir información que haga que la gente confíe en la vacunas y las acepte.

EL VÍDEO:

Dentro vídeo:

Aunque el documento es extenso y toca diferentes aspectos éticos, legales y técnicos sobre la necesidad de aplicar todas las garantías habidas y por haber en un este “extraño” proceso de vacunación (vacuna completamente experimental que no cumple ni con los mínimos estándares que exige la Organización Mundial de la Salud para cualquier vacuna que no sea esta y tal y como los baneados de manera incesante “MÉDICOS POR LA VERDAD” han demostrado), estos son los puntos que bajo mi modesta opinión, son los más destacables:

Punto 7.1.1: “garantizar ensayos de alta calidad que sean sólidos y se realicen de manera ética de acuerdo con las disposiciones pertinentes del Convenio sobre derechos humanos y biomedicina (ETS Nº 164, Convenio de Oviedo) y su Protocolo Adicional sobre Investigación Biomédica (ETS Nº 195)”.

Punto 7.1.2: “asegurar que los órganos reguladores a cargo de evaluar y autorizar las vacunas contra el Covid-19 son independientes y protegidos de presión políticas”.

Punto 7.1.3: “garantizar el cumplimiento de los estándares mínimos y relevantes de seguridad, eficacia y calidad de las vacunas”.

Punto 7.1.6: “prestar especial atención a la posible utilización de información privilegiada por parte de ejecutivos farmacéuticos o empresas farmacéuticas para enriquecerse indebidamente gracias al gasto público, aplicando las recomendaciones contenidas en la Resolución 2071 (2015) sobre la salud pública y los intereses de la industria farmacéutica”.

Punto 7.3.1: “garantizar que se informe a los ciudadanos de que la vacunación NO es obligatoria y que nadie está presionado política, social o de otro modo para vacunarse, si no desean hacerlo ellos mismos”.

Punto 7.3.2: “garantizar que nadie sea discriminado por no haber sido vacunado, debido a posibles riesgos para la salud, o no querer ser vacunado”.

Punto 7.3.4: “distribuir información transparente sobre la seguridad y los posibles efectos adversos de las vacunas”.

Punto 7.3.5: “comunicar de forma transparente el contenido de los contratos con los productores de vacunas y ponerlos a disposición del público para su control parlamentario y público”.

Punto 7.4.1: “garantizar el equilibrio entre el rápido desarrollo de la vacunación para los niños y abordar debidamente los problemas de seguridad y eficacia y garantizar la seguridad y la eficacia completas de todas las vacunas puestas a disposición de los niños, haciendo hincapié en el interés superior del niño, de conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño”.

Punto 7.5.2: “utilizar los certificados de vacunación únicamente para el propósito designado de controlar la eficacia de la vacuna, los posibles efectos secundarios y eventos adversos”.

Punto 7.5.5: “apoyar el campo emergente de la investigación adversómica que estudia las variaciones interindividuales en las respuestas a las vacunas en función de las diferencias en la inmunidad innata, los microbiomas y la inmunogenética”.

LA RESOLUCIÓN:

(Pinchar aquí o en la imagen para ver o descargar la resolución traducida)

(Pinchar aquí o en la imagen para leer la resolución en eBook electrónico)

(Versión original en inglés pinchando aquí o en el icono “PDF”)

Después de haber leído lo sustancial del artículo, estimado lector, ya puede usted estar seguro de que tiene la oportunidad legal de elegir entre vacunarse o no, a la vez de saber que está completamente prohibido ser discriminado si no desea usted vacunarse y es completamente legal que otros ciudadanos (como el que suscribe) pueda darle información veraz para que NO SE VACUNE.

Y para el que ya lo supiese, con el enlace a esta información, siempre podrá tener a mano este Proyecto de Ley aprobado por el Parlamento Europeo en dos formatos.

*(ACTUALIZACIÓN)

O si lo prefiere, estimado lector, aquí tiene la versión actualizada de esta actualización (y valga la redundancia) de este artículo a fecha 13 de febrero de 2021:

Según la página de la propia Unión Europea sobre la aplicación de la legislación de la UE, “Los reglamentos y las decisiones adquieren automáticamente carácter vinculante en toda la UE a partir de su fecha de entrada en vigor”.

Una “decisión”, que traducido correctamente, es una “Resolución”. Y esta Resolución (o decisión) que la Asamblea del Parlamento Europea tomó el día 27 de enero de 2021 (y que en principio fue una “Versión provisional”) ya se ha convertido en texto consolidado en su “Versión Final” (cuyo enlace pueden ver pinchando aquí), y después pinchando en el texto “Draft Resolution” dónde bajando hasta el punto 7.3.1., aparece el texto literal en inglés:

«Ensure that citizens are informed that the vaccination is NOT mandatory and that no one is politically, socially, or otherwise pressured to get themselves vaccinated, if they do not wish to do so themselves;»

Lo que traducido al castellano, exactamente se traduce por:

«Garantizar que los ciudadanos sean informados de que la vacunación NO es obligatoria y que nadie sea presionado política, socialmente o de cualquier otro modo para que se vacune, si no lo desea;»

Además de “Garantizar que nadie sea discriminado por no haberse vacunado, debido a posibles riesgos para la salud o por no querer vacunarse” (Punto 7.3.2.) o “Adoptar rápidamente medidas eficaces para contrarrestar la desinformación y las dudas sobre las vacunas Covid-19” (Punto 7.3.3.) cosa que en ningún momento han hecho ni el ministro Salvador Illa ni el “Tonto Simón”, incumpliendo palmariamente la Resolución 2361 (2021) de la Asamblea del Parlamento Europeo.

En cuanto a que «los Estados miembros están directamente obligados por el Derecho de la Unión y deben respetarlo como si se tratara del Derecho nacional» y a la «obligatoriedad del cumplimiento de las resoluciones del Parlamento Europeo», su legalidad queda perfectamente definida en la página Web jurídica de la Unión Europea en su entrada titulada “El ABC del Derecho de la Unión Europea” de diciembre de 2016, en su capítulo 6 (Párrafos segundo y tercero tras el encabezamiento “Los reglamentos como «leyes de la Unión»”):


→ Haga clic aquí para acceder externamente.

Por tanto, y bajo mi punto de vistan, ya no queda la menor duda de que el Estado Español (y sus ciudadanos civiles o no), están en la obligación de cumplir este “mandato” supranacional SÍ o SÍ, les guste o no, bajo pena de ser sancionados caso de que no lo hagan cosa que ya están tardando en hacer desde la Unión Europea (o mejor, en hacerles un «Juicio Político» (Impeachment).

*(FIN DE LA ACTUALIZACIÓN)

Mi humilde opinión:

Por lo que sabemos y hasta ahora, no es obligatorio vacunarse. Hagamos una hipótesis de trabajo: una empresa detecta a un infectado entre sus trabajadores.

Pero por el momento (y según la ley) no puede despedir ni a ese trabajador infectado ni a nadie que no quiera vacunarse. Aun así, otra cosa es la realidad.

Por ahora y de momento, para el Gobierno, mientras se vacune el 66% de la población, les será suficiente “para frenar la propagación del virus”, (si es que la vacuna sirve para algo), cosa que dudo muchísimo.

Ahora bien, diferente sería el panorama si existiese una mayoría aplastante de ciudadanos que no quisiesen vacunarse.

¿Por qué? Porque entonces el Gobierno trataría por todos los medios habidos y por haber de obligarnos a vacunarnos (incluyendo la coacción implícita o explícita, pues ya sabemos cómo se las gastan Pedro Sánchez y sus acólitos) a sabiendas de que se pueden colapsar los juzgados.

Pero por otro lado, le pregunto yo a Fernando Simón, «¿Cómo vais a ir a buscar a 30 millones de españoles a su casa para obligarles a vacunarse?».

Difícil es la respuesta, Fernandito, pero me consta que seríais capaces de cualquier cosa con tal de conseguir vuestros fines, incluso (y no os quiero dar ideas) ¡De enviar 30 millones de citaciones judiciales!

Pero en fin, no se preocupen ustedes estimados lectores que estén preocupados porque, como vivimos en un país de “alienados”, no me cabe la menor duda de que al menos un 80% (siendo pesimista) irán a vacunarse voluntariamente.

Después quedarán como máximo un 20% que estará sin vacunar, pero eso no es problema para nuestro Gobierno de garrapatas: para que un virus pueda ser epidémico necesita que la población tenga un número alto de «infectables».

Y cuando el número de inmunizados supere un determinado valor, el virus ya no podrá contagiar más y desaparecerá por falta de huéspedes.

Esta última afirmación es una cuestión de pura estadística básica de la primera asignatura de cualquier Máster Universitario en Epidemiología, (por muy bajo nivel académico que tenga), pues los virus no «viven» del huésped, sino que se reproducen en este.

Los virus utilizan los mecanismos celulares del huésped para reproducirse y luego necesita soltar los virones para infectar otras células.

Y si el huésped ha fallecido y no quedan más huéspedes «viables» (porque la vacuna ha funcionado cosa que como he dicho antes “dudo mucho”), el virus ¿Muere?…a menos que lo tengan “guardadito” para hacer más mutaciones genéticas, en Wuhan, por ejemplo.

Concluir que con respecto a la legislación de la Unión Europea y su aplicación, hay que destacar que las resoluciones del Consejo de Europa son casi siempre de carácter vinculante en todos los estados de la Unión, (tal y como podemos comprobar en la página web de “La legislación de la UE y su aplicación”).

Esperemos que ya que hemos aceptado los fondos europeos de 140.000 millones de euros (que a fin de cuentas no es más que un crédito a devolver de una u otra forma), supongo que también tendremos que aceptar sus resoluciones legislativas, ya que sin ninguna vergüenza ni honor, hemos aceptado su dinero.

Licencia Creative Commons
Derechos de autor©Destino Final España está distribuido bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Valora este artículo
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 12 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.